Cristina puso en marcha los trenes 0km de la Línea Mitre

BUENOS AIRES- La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó el cierre del 62 Congreso de la Cámara Argentina de la Construcción, en el Hotel Sheraton de la Ciudad de Buenos Aires. Desde allí mantuvo tres videoconferencias con Curuzú Cuatiá en Corrientes, con Puerto Madryn en Chubut, y con Tigre en la Provincia de Buenos Aires.

La Jefa del Estado se comunicó con el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que se encontraba en el Municipio de Tigre. Allí puso formalmente en servicio a los 12 trenes 0km que el Estado Nacional compró para el ramal Retiro-Tigre de la Línea Mitre.

Esos trenes son parte de las 30 formaciones, de 6 coches cada una, que el Estado Nacional compró para renovar los tres ramales de la Línea. Cada coche tiene un valor de 1.270.000 dólares por lo que la inversión en material rodante asciende a 228.600.000 dólares.

“Hoy estamos cumpliendo con un compromiso”, afirmó Cristina Fernández de Kirchner.

Según detalló Randazzo con esta incorporación se duplica la cantidad de transporte de pasajeros. Es decir que en el ramal Retiro-Tigre, que actualmente tiene una frecuencia cada 18/20 minutos pasará a tener una frecuencia de 14 minutos inicialmente y, próximamente pasará a 10 min.

Todas las formaciones cuentan con aire acondicionado frío/calor y las ventanas tienen doble acrílico anti vandálico. Además poseen el sistema de “puertas inteligente”, impide el movimiento del tren si no se han cerrado correctamente.

El tren cuenta con cámaras en su interior y en la cabina del conductor con las que puede monitorear el comportamiento de los pasajeros de todo el tren y ante un inconveniente recibe alarmas y/o indicaciones de advertencia.

Durante la comunicación la Presidenta dialogo con Luis, un trabajador de la línea Mitre, quien aseguró que “es un orgullo como ferroviario. No pensaba encontrarme con unidades nuevas como las que inauguramos en el día de la fecha”.

La Presidenta aseguró que “estamos muy orgullosos que los usuarios vuelvan a sentir respeto al viajar en los trenes argentinos, y les pedimos que los cuiden porque son de todos”.