Indignación: liberan a cuatro detenidos por el asesinato de Araceli Fulles por no haber conservado bien las pruebas

 

SAN MARTÍN- A casi cinco meses del hallazgo del cuerpo de Araceli Fulles sólo sigue preso Darío Badaracco, el dueño de esa casa en donde fue enterrada. Durante las últimas horas los otros cuatro detenidos por el femicidio de la joven estrangulada fueron liberados por la Cámara de Apelaciones de San Martín en consecuencia de una «mala investigación».

La resolución de la Sala I de la Cámara consideró que por la «ineficiencia del sistema investigativo» no pudieron obtenerse las pruebas necesarias para probar la participación de los cuatro sospechosos.

Los errores, la falta de los resultados de los peritajes, la mala conservación de las muestras recolectadas en el lugar del hallazgo del cuerpo y el sembrado de «falsas pistas», fueron argumentos presentados por el presidente de la Sala, Carlos Hermelo y por los cuales se liberó a los detenidos Hernán Alberto Badaracco y hermano del principal acusado; Carlos Damián Cassalz, Marcelo Ezequiel Escobedo y Hugo Martín Cabañas.

La prisiones preventivas de los cinco sospechosos habían sido dictadas el 5 de junio pasado por el juez de Garantías 1 de San Martín, Martín Porto, a pedido de la fiscal de la causa, Graciela López Pereyra, quien les atribuyó los delitos de homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas, con penas de reclusión perpetua.

«No puedo más que concluir que debido a la ausencia en autos del resultado de gran cantidad de diligencias probatorias, dada la ineficiencia del sistema investigativo de esta Provincia basada en el accionar de las agencias estatales que laboran en el campo específico de la recolección de probanzas, los imputados por los que aquí viene cuestionada su medida de coerción no pueden permanecer privados de su libertad, al menos no, en este contexto», sostuvo el juez Hermelo.

Araceli había sido vista por última vez la madrugada del 2 de abril en una plaza cercana a su casa de San Martín, pero su cuerpo fue hallado 25 días después por los perros rastreadores de Punta Alta. El cadáver estaba enterrado en el patio de la casa de Darío Badaracco, en Alfonsina Storni 4477 de José León Suárez.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA