Indigna a los miles de desempleados las declaraciones de Alonso victimizándose y poniéndose como ejemplo

CAPITAL FEDERAL- Laura Alonso se puso como ejemplo de vulnerabilidad al asegurar  «Volví de estudiar en el exterior, no tenía trabajo y fui voluntaria». Es que la titular de la Oficina Anticorrupción quiso dar un mensaje para los que «la están pasando mal», pero de forma increíble se puso a sí misma como ejemplo al contar que «en la vida» fue desempleada cuando volvió de estudiar afuera, pero lo resolvió como «voluntaria» en una ONG. Además, abonó la idea de que «el que no encuentra empleo es porque no quiere».

A pesar de que el equipo de Mauricio Macri haga esfuerzos discursivos por negar las críticas en que se lo señala como un «Gobierno de ricos para ricos», algunos funcionarios lanzan insólitas reflexiones que anulan su propia defensa. Es el caso de la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, que fue a la TV e intentó dar un mensaje para los que «la están pasando mal», pero de forma increíble se colocó a sí misma como ejemplo al contar que «en la vida» fue desempleada cuando volvió de «estudiar en el exterior», pero lo resolvió como «voluntaria» en una ONG.

«Yo también me quedé sin laburo, me ha tocado en la vida estar sin trabajo», comenzó su derrape la jefa del equipo que Macri puso para investigar la corrupción en el poder Ejecutivo, pero que hasta ahora no avanzó en ninguna de las múltiples causas que se investigan en la justicia federal.

Invitada en el «Debo decir», de América, Alonso contó una anécdota para ponerse como ejemplo de cómo «salir» de situaciones de vulnerabilidad: «Cuando volví en el 2001 de estudiar en el exterior con un título y demás no tenía dónde trabajar y la primera puerta que golpeé fue la de Poder Ciudadano, que es una ONG y me dio la posibilidad de trabajar voluntaria».

«Lo que siempre digo es ´no bajar los brazos´, uno siempre encuentra lugar. Y salir a buscarlo, nadie te va a regalar nada, éste es el mundo en que nos toca y nos toca pelearla», insistió la funcionaria PRO que estudió en la London School of Economics and Political Science, de la Universidad de Londres, dirigente famosa por ser la encargada de investigar a su jefe, Macri, de quien antes había confesado que se podría «enamorar».

En la misma línea, comenzó a meterse en el frondoso camino de la hipótesis de que «el que no encuentra empleo es porque no quiere». «No hay ninguna receta, ningún preconcepto, depende de cada uno: creo que frase de Carlitos me la voy a tatuar», remató Alonso, recordando declaraciones del futbolista Carlos Tévez, amigo de Macri.

Interpelada por el conductor del ciclo, Luis Novaresio, respecto de su situación «privilegiada» con «lo elemental satisfecho» a diferencia «del tipo que la está pasando mal», la funcionaria PRO asintió con un «pero por supuesto» que no conformó a la periodista Romina Manguel, que la cruzó: «Pero cuando no hay puestos de trabajo no depende tanto de vos, ¿no?».

¿Qué hizo Alonso? Volvió a la carga: «Mirá en mi familia se perdieron los trabajos en 2001, muchos familiares tienen en este momento problemas de empleabilidad y empleo, y sin embargo salen a buscar y tratan, y encuentran en sí mismos recursos que no sabían que tenían. Porque uno muchas veces piensa que nació para hacer una sola cosa y puede hacer muchas más, entonces el mensaje es positivo».

DEJA UNA RESPUESTA