Está en estado crítico el adolescente al que se le cayó un arco de fútbol en Pilar

PILAR– Un joven de 14 años permanece internado en “en estado crítico” en el Hospital Sanguinetti de Pilar, luego de que el sábado por la mañana se le cayera un arco de fútbol sobre su cabeza, provocándole politraumatismos, fractura de cráneo y un enorme hematoma.

Se trata de Tomás Escalante, un joven que los fines de semana suele colaborar como ayudante para el armado de canchas en el complejo deportivo “La Iguana”, ubicado en la Colectora 12 de Octubre a la altura del kilómetro 45,5 de Panamericana.

El accidente tuvo lugar, justamente, cuando Tomás trasladaba un arco junto a otros dos jóvenes que pudieron esquivar la estructura cuando se desmoronó y cayó de lleno sobre el abdomen y la cabeza del adolescente.

“Su estado es muy delicado, pero estable”, dijo a Télam el secretario de Salud de Pilar, Carlos Karbourian.

“Con los médicos estamos trabajando, en estas primeras horas que son las más complicadas porque el riesgo de vida es mayor, para mantener esa estabilidad y lograr que al menos vaya saliendo del estado crítico”, agregó.

El funcionario explicó que el adolescente “está en coma farmacológico producto de la cirugía a la que fue sometido durante cinco horas” para drenar el hematoma y descomprimir el área encefálica.

“Cuando aparece un traumatismo severo, con o sin fractura, se produce el sangrado que es lo que puede generar las mayores lesiones y provocar la muerte, porque presiona la masa encefálica”, dijo.

En estos casos, la principal finalidad de la intervención quirúrgica es “drenar la sangre para que el cerebro pueda volver a expandirse”.

Las próximas 48 horas serán claves en la evolución del adolescente, que permanece internado en terapia intensiva con “pronóstico reservado” y en coma farmacológico, y recién después de este período “se evaluará la evolución para ver si se pueden bajar las drogas o intentar despertarlo”.

“Hay que darle tiempo a que el cerebro logre deshematizarse y recuperarse, y recién después habrá que ver si hay secuelas”, dijo.

El médico pediatra aseguró que “no es tan inusual” que se produzcan estos accidentes graves con arcos de fútbol.

“Hemos tenido casos similares porque los arcos son muy pesados y provocan este tipo de lesiones graves, tratándose de un hierro pesado que comprime contra el piso”, dijo.

El caso fue caratulado como «lesiones por accidente» y quedó en manos de la UFI N° 3 de Pilar, a cargo de María Inés Domínguez, quien dictó la clausura preventiva del lugar.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA