Enseñan sobre el Holocausto en la escuela para transmitir valores y respeto

BUENOS AIRES- El ministro de Educación aseguró que «enseñar el Holocausto judío en la escuela es un desafío, pero también una obligación que sirve para transmitir valores, respeto al otro y evitar que se vuelva a producir» una barbarie similar. 

El funcionario participó de la apertura de la Jornada Docente sobre «Estrategias didácticas en la enseñanza del Holocausto» realizada por el Museo del Holocausto en la calle Montevideo 919.

Alberto Sileoni aseguró que al abordar la temática hay que hacerlo «siempre con una relación con el presente: los jóvenes y los niños ven el pasado como algo muy lejano, muy ajeno, por eso siempre hay que hacer una relación con el presente».

«Los genocidios como la Shoá nos debiera invitar a pensar en la gravedad de haber educado sin pensar en los valores, sin una dimensión de lo que es la educación», afirmó el funcionario.

«Si hay una tarea para la educación es evitar que se vuelva a producir», añadió y manifestó que «hablar del Holocausto es hablar también del respeto al otro».

Y agregó: «Debemos transmitir valores, la escuela debe ser un escenario de voces plurales ya que puede haber servicio pedagógico ante la discriminación o la falta de respeto».

El ministro destacó la importancia de reflexión acerca del Holocausto, así como también del «exterminio armenio donde murieron un millón de personas hace casi cien años, o algo más reciente el genocidio en Ruanda hace sólo veinte años».

«Una condición de triunfo para la escuela es que los niños y los jóvenes sientan como propio todos estos hechos, que los asuman como un dolor que se lleva en la piel», indicó.

«Debemos trasmitir la condición de herederos, somos todos herederos», agregó en ese sentido.

Por su parte, el presidente del Museo del Holocausto, Claudio Avruj, señaló que «esta jornada se realiza hace varios años, pero este año tiene la particularidad de que da puntaje a los docentes en su capacitación».

El encuentro esta apuntado a «cómo abordar la educación del Holocausto, entendiendo que las lecciones de la Shoá nos ayudan a construir barreras contra la discriminación, el antisemitismo, el racismo y la intolerancia».

«Aquí se le da al docente las herramientas de aplicación pedagógica de cómo se debe abordar con los niños de las distintas edades una temática tan compleja y difícil como lo es el Holocausto por ser uno de los hechos mas significativos y trascendentales, lamentablemente, de la historia contemporánea», expresó.

Julio Schlosser, presidente de la DAIA, participó de la inauguración de la jornada y remarcó que es muy importante «tomar el compromiso de llevar a nuestros alumnos un mensaje claro de lo que fue la Shoá y sus causas».

«Si no les explicamos a los jóvenes las causas de la Shoá y cómo se desarrolló, se van a llevar simplemente números, que murieron 6 millones de judíos y 1.500.000 de chicos y además de eso, lo más importante es por qué se llego a eso y qué ha hecho el mundo ante eso», agregó.

Luego de la inauguración, los docentes participaron de una disertación a cargo del juez Daniel Rafecas sobre «Enseñanza de la Solución Final. ¿Es posible superar el desafí­o para el educador?».

Además, la profesora Angela Waksman brindó una conferencia acerca de la «Enseñanza de la Shoá: desafíos didácticos», a la vez que se escuchó el testimonio de un sobreviviente del Holocausto