Legisladores acordaron documento de repudio a destitución de Lugo

BUENOS AIRES- Senadores que integran la Comisión de Relaciones Exteriores expresaron  su acuerdo en aprobar un proyecto de declaración para rechazar el proceso de destitución del ahora ex presidente de Paraguay, Fernando Lugo, acontecido el viernes pasado.

Los legisladores se reunieron de urgencia y luego convocaron a sus pares de Diputados que hicieron lo mismo,  para terminar de definir el documento que ambas Cámaras del Congreso debatieron en la sesión especial de las 19hs.  

Del encuentro formaron parte senadores de todas las bancadas que expresaron su descontento con la situación acontecida en el vecino país.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel AngelPichetto, calificó a la destitución de Lugo como «un golpe con características nuevas, distintas a los que vivimos en el pasado».

«Es muy interesante analizar el rol de la Iglesia paraguaya que convalidó el desplazamiento de Lugo», insistió Pichetto al recordar el pasado de Lugo como sacerdote católico.

En ese sentido, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, pidió «tener toda la fortaleza necesaria porque este es un momento muy especial en toda Latinoamérica».

«Los actores de estos hechos son siempre los mismos: la Iglesia, los medios monopólicos, el establishment. Y no hay vacuna contra esto. La prevención es ser todo lo duro que se merece esta situación de ruptura institucional», reclamó Rojkés.

La senadora tucumana también dijo que en la Argentina hubo «un intento» cuando «desde (el canal de noticias) TN se presentaron convocando a un paro», en relación a las declaraciones del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, que llamó a un paro nacional de camioneros para este miércoles con una movilización a Plaza de Mayo.

Por el contrario, el jefe del bloque radical, Luis Naidenoff, si bien expresó el apoyo de su bancada al documento de repudio, pidió tener «no incurrir en excesos con algunos calificativos».

«Este miércoles hay una movilización. Lo dispuso una central de trabajadores. Se puede o no estar de acuerdo, pero me parece que el derecho a reclamar es una garantía constitucional que trabajosamente la hemos incoporado y dio sus frutos. No debemos apresurarnos a hablar de golpes o calificativos de este tipo cuando se reclaman la baja del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias», expresó.

Por otro lado, el senador por Formosa celebró «esta decisión de expresar un repudio a la destitución express del presidente Lugo».

«En Paraguay se vulneraron el debido proceso y el derecho a defensa. Es probable que el Congreso de ese país haya utilizado heramientas legales para echar por tierra la decisión del pueblo paraguayo», manifestó Naidenoff.

En cambio, el kirchnerista misionero Salvador Cabral pidió provocar los hechos necesarios para «sacar a la calle al pueblo paraguayo», y reclamó «cerrar las fronteras» con aquel país.

«No es ninguna medida extrema», aclaró; y luego opinó que hay que «frenar este proceso que en cualquier momento prende en la Argentina y prende en Brasil», adviertió.

Por su parte, el socialista Rubén Giustiniani no solo apoyó la propuesta de aprobar el proyecto, sino que también opinó que lo ocurrido en Paraguay fue «un golpe a la voluntad popular» y reclamó «ser muy enérgicos en la declaración».