Fiebre amarilla: Murieron dos personas y un joven de Hurlingham está delicado tras realizarle un trasplante

 

BUENOS AIRES- Dos argentinos fueron de vacaciones sin vacunarse a Brasil donde hay alerta por la enfermedad, al regresar de sus vacaciones comenzaron a presentar los síntomas que acabaron con su vida.

La fiebre amarilla que invade Brasil ya se cobró la vida de dos argentinos que viajaron al vecino país sin vacunarse y desarrollaron la enfermedad que los llevó a su muerte.

Según el último Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud, se registraron en el país siete casos de fiebre amarilla importados con antecedente de viaje a Brasil y sin antecedente de vacunación. Dos de los pacientes fallecieron en la última semana.

“Seis de los siete casos tienen el antecedente común de haber visitado Isla Grande en Río de Janeiro (además de otros destinos de ese país) y uno Ouro Preto en el estado de Minas Gerais”, indica el documento.

Los fallecidos eran personas mayores de 60 años. “Uno con residencia en Río Negro y asistido en un efector privado en Neuquén y otro con residencia en Lanús, provincia de Buenos Aires, asistido en un efector privado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, dice el boletín.

El caso fatal en la Provincia de Buenos Aires corresponde de un hombre de 69 años que no tuvo buena evolución y presentó una insuficiencia renal de la que no se pudo recuperar y dos días después (el viernes último) murió por un fallo multiorgánico, informaron fuentes de la Provincia a este diario.

En Buenos Aires también se dio en los últimos días otro caso grave, de un joven de 24 años, que se embarcó en un crucero a Río de Janeiro sin haberse vacunado. Se trata de Renzo Gagliano, vecino de Hurlingham cuya familia refiere que le habían dicho que no era necesario aplicarse la vacuna porque solo bajaba unas pocas horas del crucero a suelo brasilero.  A su regreso, presentó síntomas  como fiebre alta, coloración amarilla y fue diagnosticado con la temida enfermedad  en el Sanatorio Trinidad Mitre.  Con el correr de los días su situación se derivó en un cuadro grave, con falla renal y hepática e ingresó a la lista de emergencia nacional de  trasplantes  recibiendo un hígado proveniente de un chico de similar edad que falleció en un accidente automovilístico.

“Ninguno de los casos en que murieron  se había vacunado. Por eso insistimos tanto con la recomendación a quienes tengan que viajar a las zonas afectadas de Brasil, si no se pueden vacunar, que evalúen no viajar o posponer el viaje”, advirtió a Clarín la doctora Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación.

Las áreas geográficas incluidas en las recomendaciones de vacunación son los estados de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía (incluyendo las populares Salvador de Bahía y Praia do Forte).

La fiebre amarilla no se transmite de persona a persona. Los síntomas característicos aparecen entre 3 y 6 días después de la picadura del mosquito.

DEJA UNA RESPUESTA