El 47% de los turistas no hace actividad física

LA PLATA-  Un sondeo a 8 mil turistas a cargo del Ministerio de Salud de la Provincia develó estas cifras. Los expertos señalan que moverse con regularidad mejora la salud biológica, pero también previene la depresión y mejora las relaciones sociales.

En los primeros 20 días de enero unos 8 mil turistas pasaron por los paradores y sombrillas saludables que el ministerio de Salud de la Provincia montó en Mar del Plata y la Costa. Allí, el 47,3 por ciento de los encuestados respondió que no hace ninguna actividad física regular. Los expertos insisten en que moverse cuida la salud  cardiovascular, pero también mejora el ánimo, las relaciones y aumenta el rendimiento laboral.

La cifra no sorprende y se asemeja a las de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo. Del relevamiento hecho por Salud de la Nación se desprende que 1 de cada 2 argentinos no hace actividad física.

El costo para la salud, se sabe, es enorme. No moverse regularmente tiene consecuencias que todos conocemos: sobrepeso, obesidad, problemas circulatorios y riesgos cardiovasculares severos. Pero eso no es todo: “Hoy se sabe que hacer actividad física no solo tiene beneficios biológicos sino también psicológicos y sociales”, explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia, en su paso por el parador saludable que se montó en Bahía Naranja, en la playa Varese de Mar del Plata.

El ministro de Scioli contó que en lo que va del verano “unas 8 mil personas pasaron por los paradores de Mar del Plata y Santa Teresita, además  de los 20 puestos con sombrillas que se montaron en Mardel, Miramar, Pinamar y Necochea”.

En los paradores, a cargo de la dirección provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud, los agentes sanitarios toman la presión arterial, miden peso, talla, glucemia, realizan una encuesta sobre hábitos de salud y ofrecen consejos para mejorar la calidad de vida. Mientras que en las sombrillas se toma la presión y también se realiza la encuesta.

Del análisis de esas encuestas se obtuvo el dato sobre sedentarismo, pero también se supo que el 52,9 por ciento sí hace alguna actividad o deporte. De la mano de la inactividad, se observa que el sobrepeso y la obesidad se mantienen por encima del 53 por ciento y que casi el 20 por ciento de los turistas consultados presentó hipertensión.

MOVERSE, UN ELIXIR

Es moneda corriente escuchar los beneficios del deporte para la circulación y la prevención de las enfermedades más comunes y mortales del mundo: los ACV, infartos y otros problemas cardiovasculares.

Sin embargo, los expertos del ministerio de Salud insisten en que moverse con regularidad -no una vez cada tanto-, también mejora la salud mental y hasta la vida social de las personas.

“La actividad física genera la producción de neurotrasmisores, como las endorfinas y serotonina, fundamentales para generar bienestar y mejorar el estado de ánimo”, explicó Luis Crovetto, director provincial de Atención Primaria del ministerio de Salud.

A su vez, aumenta el rendimiento, tanto en la escuela como en el trabajo. El mejoramiento del estado de ánimo  repercute en las relaciones sociales. Quien hace deportes, sobre todo desde la infancia, aprende rápidamente que a veces, se gana y otras, se pierde.

“Por lo tanto, estas personas tendrán mayor tolerancia a los sentimientos de frustración, al dolor físico, mejorarán su autoestima y, por consiguiente, tendrán una vida de relaciones menos conflictiva”, agregó Crovetto.

Para revertir la tendencia al sedentarismo, la dirección provincial de Atención Primaria implementó durante el último año la Certificación de Entornos Laborales Saludables ¿En qué consisten? En sumar actividades físicas en los espacios de trabajo, declararlos libres de humo de tabaco y propiciar la oferta de frutas y verduras para el personal.

A esta idea ya se sumaron, entre otras instituciones, ARBA, la Casa de Gobierno de la Provincia, la municipalidad de La Plata y la Sociedad Odontológica de la capital bonaerense.

CÓMO VOLVERSE ACTIVO

Las vacaciones invitan a tomar la iniciativa. En la playa por ejemplo, lo más recomendable para empezar a moverse es caminar, al menos, unos 30 minutos diarios por la arena, cerca de la orilla. Se puede trotar o jugar a la paleta. No obstante, desde la dirección provincial de Atención Primaria aclaran que una persona adulta sedentaria y con sobrepeso debería al menos, realizar una consulta médica antes de iniciar la actividad.

También es importante que el inicio sea moderado, tanto si se trata de jóvenes como de adultos. Lo ideal es iniciar con 25 minutos tres veces por semana y, en simultáneo, cambiar el tipo de alimentación: bajar la cantidad de grasas y azúcares y aumentar la cantidad de frutas.

Unas semanas después de comenzar a realizar actividad se puede ir subiendo el nivel de exigencias y pasar a media hora, cinco veces por semana. Las actividades más recomendadas son andar en bicicleta, nadar, caminar, correr y patinar.

Los especialistas afirman que una buena forma de comenzar es con pequeñas metas cotidianas. Por ejemplo, tomarse el colectivo dos paradas más adelante de la habitual, preferir la escalera al ascensor o hacer una caminata en lugar de parar un taxi. “Moverse es, por donde se lo mire, pura ganancia”, aseguran los expertos.