El voto electrónico se quedó sin voto

CAPITAL FEDERAL-  El Gobierno recibió un duro revés parlamentario y se cayó el intento oficialista para convertir en ley el proyecto de reforma política, a pesar de haber conseguido la media sanción en la Cámara de Diputados. El bloque de senadores del Frente Para la Victoria (FPV), comandado por Miguel Ángel Pichetto, anunció que no firmará el dictamen para apoyar la iniciativa.

Los senadores tomaron la decisión depués de reunirse con los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Casas (La Rioja) y Carlos Verna (La Pampa). «Se recogieron las objeciones que los expertos informáticos presentaron en las reuniones de comisión en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos» , argumentaron los legisladores en un comunicado oficial.

También se menciona que la tecnología en las elecciones se debe «incorporar de manera gradual» para que «facilite la competencia electoral» y que se identifiquen «métodos que ofrezcan plena confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular».

Asimismo, hicieron hincapié en que «todo proceso de reforma en cuanto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales».

El gran ausente fue Juan Manuel Urtubey, quien se excusó con anticipación mostrando su apoyo a la propuesta con dos motivos: «El primero es que todo el mundo conoce mi profunda vocación de que la reforma política se lleve a cabo; el segundo es que no creo en las reuniones que buscan generar un voto uniforme. Cada uno de los actores debe hacerse cargo de lo que piensa y evitar dilaciones».

DEJA UNA RESPUESTA