Pese a las presiones municipales hubo marcha en Hurlingham pidiendo justicia por Martín Canevari.

HURLINGHAM. Alrededor de un centenar de vecinos de Hurlingham se acercaron a la esquina de Av. Vergara y Felix Frías para acompañar a los familiares y amigos de Martín Canevari al cumplirse un año de la muerte del joven que fue asesinado el 24 de octubre del año 2012 al robarle la moto. Martín, de 33 años, había salido de su casa a eso de las 11 de la noche, hacia un kiosco y al regresar, fue asesinado en la esquina de Necochea y Garay para robarle su moto. El cuerpo del joven apareció con un tiro en la espalda y sentado en el cordón de la vereda.
Después de las palabras de Horacio, el padre de Martín recordando la vida de su hijo y agradeciendo el acompañamiento de los presentes se hizo una suelta de 34 globos blancos, representando los años que el joven debería cumplir este año. Durante la mañana en una comunicación telefónica en el programa Radio al Día que se emite por FM Blog (94.1), relató que la causa judicial que se lleva adelante contra los responsables del asesinato de Martín está bien encaminada, aunque la familia le solicitó al juez de la causa que en un futuro no se aplique el famoso dos por uno, esto es, y que no beneficien a los delincuentes quedando en libertad en pocos años. Según relato Horacio Canevari “el juicio ya se tendría que haber hecho pero los abogados de estos chicos apelaron, inclusive quisieron cambiar el distrito donde hacer el juicio, y les salió mal la jugada, porque antes tenían dos expedientes y ahora hay cuatro. Todo esto provoca que el juicio puede llegar a tardar un año o un año y medio”.
A la hora de relatar las instancias de la muerte de su hijo contó que las cámaras de seguridad del distrito nunca funcionaron, “incluso las cámaras que tiene la estación de servicio de Roca y Centenera no nos quisieron facilitar las imágenes y la verdad es que no se porqué la policía no intervino en ese caso, y las cámaras de la Municipalidad no se ven nada, sólo una moto que pasa pero no se distingue nada”. Contó que desde la muerte de su hijo el único contacto que tuvo con las autoridades municipales fue a las 72 horas del hecho cuando lo llevaron a entrevistarse con el intendente Luis Acuña, y este le explicó entre otras cosas que algunas de las cámaras no estaban funcionando correctamente por fallas en el mantenimiento de parte de la empresa privada contratada a tal efecto, y que por estas fallas llegó incluso a retrasarle el pago de los servicios. Canevari relató que “el intendente me explicó la situación de él, pero yo te voy a decir la verdad, para mi durante el último año la seguridad en Hurlingham, del 1 al 10 yo le daría uno o 1 y 1 y medio, porque hay dos o tres patrulleros nuevos, pero después estamos en lo mismo. Fijate lo que pasó en el último tiempo, la nenita de cuatro años muerta con un disparo, el contador de Av. Roca, el muchacho de la calle Camargo, la chica muerta en la plaza Urquiza. Yo no puedo entender que el señor Luis Acuña haga una pileta que está cerca del Camino del Buen Ayre, porque desde mi punto de vista esa plata tendría que haber sido volcada en seguridad, tal vez de los cuatro que murieron estaría uno vivo por lo menos si hubiese volcado eso en seguridad”.
Horacio Canevari contó también que cuando organizaban la marcha para recordar a su hijo Martín, sufrieron una seria de aprietes y amenazas desde la Municipalidad para no llevar adelante el acto. “Nos están amenazando para no hacer la marcha, la llamaron a mi nuera para amenazarla. El señor Acuña quería que haga el acto la semana que viene pero el aniversario de la muerte de mi hijo es hoy, 24 de octubre. A mi vino a verme Rafael (De Francesco, el Juez de Faltas de la Municipalidad) para decirme que por favor no haga la marcha, que los perjudicaba electoralmente, el jefe de calle (de la Policía bonaerense) la llamó a mi nuera y la amenazó, yo tengo el teléfono de él y lo llamé para recriminarle y me lo negó, pero le dijo que no haga la marcha ‘porque se iba a arrepentir’, y eso se lo dijo el oficial jefe de calle de apellido Grillo. Nosotros somos personas de trabajo y sólo queremos hacer un recordatorio de Martín y pedir seguridad para el distrito, nada más que eso”.