Emotivo homenaje a tres años de la muerte de Néstor Kirchner

 

LA PLATA-  El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, encabezaron un sentido homenaje en el Congreso a Néstor Kirchner, con motivo de cumplirse el próximo domingo tres años de su fallecimiento, en un acto donde se renovaron las críticas al massismo por haber sacado un cuadro del ex presidente de un local partidario.

Scioli aseguró que «la lealtad para mí es ser responsable y agradecido con quien ha marcado un camino de país», mientras que Domínguez enfatizó: «nosotros no bajamos ningún cuadro y sentimos vergüenza de los dirigentes que esconden el pasado».

Scioli y Domínguez compartieron el estrado con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, los diputados Carlos Kunkel y Juliana Di Tullio, el legislador de la Cámpora, Eduardo «Wado» de Pedro, el titular del instituto Juan Perón, Eduardo Valdés, y el secretario general del gremio Suterh, Víctor Santa María.

Organizado por Caras y Caretas -publicación relanzada por el gremio que conduce Santa María- el acto para recordar al ex mandatario se realizó en un colmado Salón «Juan Perón» (conocido como Pasos Perdidos) donde detrás del escenario se colocó un back con imágenes de Néstor y Cristina abrazados y en el costado se destacaban los 30 años de democracia.

El acto se inició con unas palabras del titular del Instituto Juan Domingo Perón, Eduardo Valdés, y luego se pasó un recopilado con los discursos mas importantes de Kirchner que fue festejado por los militantes y los diputados nacionales y provinciales que habían colmado las instalaciones de este espacio que divide las dos cámaras del Congreso.

Además participaron del acto los diputados Héctor Recalde, José Díaz Bancalari, Horacio Pietragalla, Edgardo Depetri, Teresa García, Adriana Puigross, Diana Conti, el candidato a senador por el FPV, Daniel Scioli, y el legislador de Nuevo Encuentro, Carlos Raimundi, entre muchos otros.

Tras el discurso de Valdés habló Domínguez, quien cuestionó en duros términos la decisión de los dirigentes que responden al intendente massista de Mercedes, Carlos Selva, de bajar un cuadro de Néstor Kirchner previo a un acto que encabezó Sergio Massa.

Domínguez aseguró que «sentimos vergüenza de los dirigentes que esconden el pasado y de aquellos que creen que llegan sin beneficio de inventario», dijo, al referirse a la decisión de bajar el cuadro de Kirchner.

«Nosotros no bajamos ningún cuadro y sentimos vergüenza de los dirigentes que esconden el pasado y de los que creen que llegan sin beneficio de inventario», apuntó el diputado bonaerense y ex ministro de Agricultura.

Agregó que «fue un militante en las buenas y en las malas, y quizá el mejor compromiso que podemos honrarle es su convicción de servir al interés de la patria», sostuvo Domínguez y dijo que fue un «patriota y nos sentimos orgullosos de haber formado parte de este proyecto».

Scioli aseguró que «la lealtad para mí es ser responsable y agradecido con quien ha marcado un camino de país”, y señaló que es «un hombre que no sólo marcó mi carrera política, sino mi vida, porque era una persona que te honraba desde la confianza».

En su mensaje, Scioli dijo que Kirchner fue “un adelantado y gran estadista” que revitalizó la esencia de la política».

«Es muy bueno que el reconocimiento venga de la mano de una organización gremial como Suther, porque fue este Gobierno el que avanzó en la reindustrialización y en las mejoras para los trabajadores».

El mandatario reivindicó también que el ex presidente haya incorporado a todos los sectores de la sociedad argentina, y en especial a la juventud que se sumó a la militancia política.

En ese marco, Scioli señaló al diputado nacional Eduardo «Wado» de Pedro, con quien compartió el estrado, «como un fiel representante de la juventud y de los derechos humanos».

Previamente hablaron el ministro Tomada quien recordó que el día del fallecimiento de Kirchner en la Plaza de Mayo el pueblo «gritó Fuerza Cristina», y el diputado Carlos Kunkel, quien reivindicó el carácter militante de Néstor Kirchner.