La brecha digital se redujo fuertemente en los últimos años

BUENOS AIRES- En las últimas décadas, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) alteraron sustancialmente las relaciones sociales en todos sus aspectos, por lo que formar parte de esta nueva sociedad, estar incluido, implica, cada vez más, poder acceder a las innovaciones tecnológicas.

Es así, que pensar la Argentina como un país con innovación tecnológica es, sin duda, en primera instancia, trabajar para reducir la brecha digital por lo que desde el 2003 el Estado nacional ha generado políticas de inclusión digital.

El lanzamiento del plan Conectar Igualdad significó que miles de adolescentes de todo el país puedan acceder a su primera computadora lo que implica poder participar de esta nueva sociedad de la información a través del manejo de la informática.

A la entrega de netbooks por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y el Ministerio de Educación, se le sumó la creación del Program.AR del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; la puesta en marcha del programa Mi PC y Mi PCMóvil del Ministerio de Industria; y la instalación de Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) del Ministerio de Planificación Federal.

De esta forma, desde el gobierno nacional se impulsaron políticas para combatir una sociedad con fuertes desigualdades, y para esto la escuela es el medio privilegiado para democratizar el acceso al conocimiento.

Por lo tanto, el Estado diseño un sistema educativo para formar a sus estudiantes en la utilización comprensiva y crítica de las nuevas tecnologías, es así que entregó más de 4.000.000 de netbooks a alumnos y docentes de las escuelas públicas secundarias, de educación especial e institutos de formación docente.

Otra iniciativa desde el estado son las Escuelas de Innovación, un Plan de capacitación docente creado por la ANSES en 2011 en el marco del Programa Conectar Igualdad, con el objetivo de promover el uso pedagógico de las netbooks entregadas.

En esta cruzada de reducir la brecha digital también se encuentra elMinisterio de Ciencia, Tecnología e innovación Productiva, que lanzóeste año el Program.AR.

El programa busca incentivar la enseñanza de la computación en las escuelas y acercar a los jóvenes al aprendizaje de las Ciencias de la Computación para darles también a los chicos la posibilidad de aprender a programar.

El Estado diseño un sistema educativo para formar a sus estudiantes en la utilización comprensiva y crítica de las nuevas tecnologías, es así que entregó más de 4.000.000 de netbooks a alumnos y docentes

El ministerio de Industria también trabaja en la reducción de esta brecha digital. El año pasado presentó el programa Mi PC Móvil, que tiene el objetivo de capacitar a jóvenes emprendedores.

El programa consiste en camiones equipados con computadoras e internet, que viajan por todo el país, con un programa de capacitación que promueve el acceso general a las tecnologías digitales.

Por otro lado, el ministerio que conduce Debora Giorgi fortalece el rol territorial de los Centros de Enseñanza y Acceso informático (CEAs) donde se contribuye a la industrialización de la ruralidad y la generación de valor agregado en origen.

 

Cada uno de estos centros impulsan el desarrollo tecnológico en las economías regionales, y funcionan como espacios para la consolidación de las micropymes y los proyectos productivos de la economía social.

El Ministerio de Planificación trabaja en este sentido, desde el 2010, con el Programa Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC)con el objetivo de generar una plataforma digital de infraestructura y servicios para el sector gubernamental y la ciudadanía.

Los NAC son espacios de acceso público y gratuito a las tecnologías de la información que a su vez, ofrecen cursos de habilidades digitales y oficios para fomentar el desarrollo profesional.

En todo el país hay más de 170 NACs equipados con áreas de computación y capacitación digital, microcines, videoconsolas y Puntos de Acceso Digital (PAD), para conectarse a Internet.

Estos diversos programas de inclusión digital, que impulsan el desarrollo de las tecnologías del siglo XXI en todo el país tienen el propósito de que todos los argentinos tengan la posibilidad de estar “conectados”, porque los conectados de hoy, son los incluidos de hoy, que tendrán un mejor futuro mañana.