27 años de FM Triac: La vigencia del Dinosaurio

 
HURLINGHAM. El 21 de setiembre FM Triac, cumplió 27 años. Hoy muchos de sus oyentes la siguen por Internet, mientras que la FM está instalada en Traslasierra en Córdoba desde 1998, pero Ferrarese, su creador, quiere mantener la vigencia de la radio en Hurlingham.

Mario Ferrarese es reconocido como uno hombres plenamente identificado con la radiodifusión, fue el creador de FM Triac, la radio alternativa más antigua del país.

En setiembre de 1970 Ferrarese experimentó en su casa de la calle Isabel la Católica, frente a la plaza Ravenscroft, con la puesta al aire de una radio de amplitud modulada -AM-. El gobierno de entonces, bajo la presidencia militar de Juan Carlos Onganía, le impidió en términos no muy amigables continuar con sus experimentos. El propio Ferrarese recuerda como “un fatídico 24 de Agosto de 1976 un Falcon verde quiso amordazar el grito de Aire Libre” otra de sus experiencias radiofónicas. Fue en 1983 que flotó en al aire las primeras emisiones de la FMF. Tres años después, el 21 de setiembre de 1986 salió al aire con la “marca” Triac.

Su aparición, hace 27 años, fue una verdadera revolución en materia de comunicación. En una época en la que la televisión por cable comenzaba sus primeras experiencias, lo mismo que las FM de las grandes radios de AM, la llegada de una radio “local” generó un entusiasmo particular.

Mario Ferrarese había además impuesto a su radio un estilo desconocido y hasta hoy inigualable, que priorizó la calidad artística y la música en la que predominaba el rock sinfónico y los mejores exponentes del rock argentino.

Durante 12 años, FM Triac lideró el aire local. En ese lapso, muchas, -miles tal vez-, fueron las radios de frecuencia modulada que poblaron el espectro en el conurbano. Con mayor potencia, con presupuestos más altos, las nuevas FM lucharon por imponerse entre las preferencias de los oyentes. Triac, se mantuvo sin esfuerzo, con la soberbia tranquilidad de saberse pionera y seguida por oyentes fanáticos.

En 1998, Ferrarese se mudó a Córdoba y en su nuevo hogar de Traslasierra puso en marcha una nueva versión de FM Triac.

Graciela González, Hugo Corrias, Horacio Pollo Magnacco, Rody Rodríguez, Marcelo Pato Magnacco, Carlos Bateitus Duarte, Edis Buscarons, Gustavo Mayares, Willy Frecha, Eduardo Diana, Daniel González, Daniel Giozzari Baio, Polaco Riedel, Hugo Ramos, Raúl Héctor Martínez, Isabel Laterza, Norma Vicedo, Marcelo Intruso Morales, Miguel Calcagno, Andrea Prodan, Ludovica Squirru, Antonio Birabent, son algunas de las muchísimas voces que dieron vida a Triac.

La mudanza perjudicó a la histórica radio de Hurlingham. La famosa “magia” de la radio no alcanzó para manejar a distancia la emisora que funcionaba en el Paseo de las Flores sobre la Av. Jauretche.

FM Triac siempre tuvo como símbolo un dinosaurio, inspirado en aquello de aferrarse a los viejos clásicos del rock. La radio se calificó así mismo como una leyenda, y los oyentes incondicionales fueron reconocidos como “radiosaurios”.

 

Una radio que se cae

Hoy Mario Ferrarese expresa su angustia por el presente de la Triac en su Hurlingham. Él habla de una radio “sin voz”. Y recuerda luchas legales para la recuperación de sus oficinas, la pérdida de equipos y documentación y el intento en el 2008 de realizar “una reconstrucción con mínimos recursos” de la radio.

Con un transmisor y una antena improvisados Triac  tuvo un atisbo de recuperación. Pero no fue fácil. Ferrarese recuerda que “a las malas condiciones de transmisión, se sumaron las interferencias de otras 90.1 que sin autorización ninguna de ocupar ese dial, aplastaban las ondas jurásicas con furibundas potencias llegadas de Morón, Podestá, San Martín y San Miguel. Una falla prematura en el transmisor, redujo en pocos meses, a 4 cuadras el alcance. En junio pasado, otro desperfecto solo deja sintonizar la Triac en la propia puerta de la radio”.

Hoy Mario Ferrarese es “El Señor de Los Hornillos”, pero Hurlingham tira y para él, “seguir emitiendo, aunque sea con un mini transmisor, no solo representa una necesidad sentimental, casi mística, es una condición necesaria y excluyente que impone el AFSCA (ex ComFer) para no perder la legalidad que la radio mantiene desde el ‘83. No importa que nadie la escuche, que no tenga alcance ni publicidad, que sea interferida por otras que no tienen ninguna autorización. Al organismo federal solo le interesa saber que la radio emite para no quitarle todos sus derechos”.

Ferrarese quiere que la radio, su radio, se mantenga en el aire. Dice vivir este aniversario “con tristeza mezclada con bronca que oculta el peor miedo de todo comunicador, que es ser olvidado”. Y dominado por la angustia pronostica “seguramente un día, la Triac va a desaparecer. Un día será olvidada hasta por los mismos que la vieron nacer como FM allá en el ‘83. Un día, un meteorito surcará las planicies hurlinghenses, pulverizando el transmisor como lo hizo con los dinosaurios hace 65 millones de años. Un día, toda la música que siempre emitió la Triac, será borrada hasta de los libros de historia y no quedará ni un CD, cassette, ni vinilo, de todos esos grupos y solistas que cambiaron la historia de la música”.

Resulta muy poco probable que ese olvido ocurra. FM Triac está marcada a fuego en la memoria colectiva de varias generaciones de Hurlingham. Su vigencia es plena, y los radiosaurios de siempre y los futuros, pueden consumir las dosis necesarias de Triac a en www.fmtriac.com.ar

A través de la web, casi tres décadas después, la leyenda continúa.