Murió María Ángela Lescano, de Abuelas de Plaza de Mayo

Abuelas de Plaza de Mayo informó este lunes el fallecimiento de María Ángela «La Negra» Lescano, quien fuera integrante del organismo de derechos humanos. Tenía 89 años.

La noticia del fallecimiento se dio con el desconsuelo de no encontrar a su nieta o nieto nacido durante el cautiverio de su hija Juana Colayago, desaparecida por el terrorismo de Estado con un embarazo de seis meses, en 1977.

Lescano había nacido en 1931 en la localidad tucumana de Alberdi. Junto a su pareja de toda la vida,  Segundo “el Pila” Colayago, una joven María Ángela migró de Tucumán a José León Suárez. Y ya asentada en Buenos Aires, agrandaron la familia con el nacimiento de Juana.

Con el correr de los años, su hija empezó a trabajar en una fábrica y se casó con Egidio Battistiol. La pareja tuvo dos hijos, Flavia y Lorena, y cuando Juana atravesaba el sexto mes de embarazo de su tercer hijo, la dictadura cívico-militar la secuestró junto a su marido.

Abuelas recuerda que María Ángela «tuvo que criar a sus dos nietas al tiempo que emprendía la búsqueda de Juana, Egidio y el niño/a que debió nacer en noviembre de 1977».  «La Negra fue una mujer aguerrida, trabajadora y compañera. Viajaba desde José León Suárez hasta la sede de Abuelas de Plaza de Mayo para averiguar algún dato. Con el tiempo, Flavia y Lorena tomaron la búsqueda que su Abuela, ya cansada por los años, les legó», agregaron en el organismo de derechos humanos.

Lorena Battistiol hoy integra la Comisión Directiva de Abuelas de Plaza de Mayo y su hermana Flavia, que durante muchos años formó parte de los equipos de la Asociación,  es concejal del Municipio de Escobar.

«Hoy nos toca despedir a la Negrita sin la concreción del encuentro con su nieto o nieta. Pero Flavia y Lorena han asumido esta lucha con compromiso apasionado de italianas, fuerza tucumana y mucho amor por ese hermano o hermana que aún esperan, para contarle también esta historia. Abrazamos a la familia Colayago por la partida de Negrita, que descansará con la tranquilidad de saber que la búsqueda no cesa», completaron desde Abuelas.

DEJA UNA RESPUESTA