Mientras se crea un equipo de fiscales para investigar amenazas a funcionarios Solá aconseja que “las ignoren”

BUENOS AIRES- Un equipo de fiscales colaborará en la investigación de las amenazas a Macri y Vidal
La Procuración General de la Nación dará a conocer la creación de un equipo de fiscales generales que colaborará con sus colegas que trabajan en las causas en las que se investigan amenazas contra el presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.
El equipo estará compuesto por los fiscales Marcelo Molina, de La Plata; Alejandro Cantaro de Bahía Blanco; y Mónica Cuñarro de la Ciudad de Buenos Aires, adelantaron a Télam fuentes de la Procuración que conduce Alejandra Gils Carbó.
El equipo de fiscales intentará recabar información y sistematizarla con el objetivo de determinar si hay patrones comunes en las amenazas para establecer si pueden desarrollarse acciones judiciales coordinadas en el marco de esas causas.
Desde la Procuración informaron que la gobernadora bonaerense ya está al tanto de la iniciativa y que el equipo de fiscales comenzará colaborando con las causas abiertas en La Plata y en Mar del Plata.
El ex gobernador bonaerense y actual diputado nacional del Frente Renovador, Felipe Solá se refirió a las amenazas que viene sufriendo la actual mandataria provincial, María Eugenia Vidal y las vinculó con la intención de “crear un clima de conmoción” mediante la posterior denuncia pública del hecho. En ese sentido, recomendó no levantarles “el perfil”.
“Las amenazas anónimas, telefónicas, los mails y me animaría a decir que dejar una bala vacía en un lugar lo puede hacer bastante gente. Lo que quieren es conseguir la denuncia” expresó Solá en diálogo con FM Cielo.
“El clima se crea no por esas acciones deleznables que deben ser ignoradas, en el sentido de no levantarles el perfil, porque uno le hace el juego a esa gente”, continuó. El objetivo de la amenaza, dijo, es “que se haga pública para crear un clima de conmoción”.
“Tuve muchísimas amenazas, pequeñas y no tanto, decidí ignorarlas. Informaba a la guardia pero no alteraba mi agenda”, indicó Solá, y señaló como única excepción a esa decisión el momento en el que, en el marco de “una actitud más dura con la policía” sufrió “amenazas que verdaderamente preocupan, que son las que se meten con la familia de uno”.
“Me ha pasado lo que le pasa a la Gobernadora. Pero si alguien quiere, si alguien tiene el poder para preocuparlo a uno, se mete con la familia. Con fotos, videos, de alguien totalmente inocente”, reflexionó, y, volviendo a su propia experiencia, reconoció que le pasó una vez “Fue hace muchos años, me preocupé tanto que tampoco lo comenté”.

DEJA UNA RESPUESTA