Inspectora municipal hacía la vista gorda con las multas por una suma de $10 mil

Una inspectora de la Municipalidad de Morón fue denunciada en la Justicia por haberle pedido sobornos a la dueña de un geriátrico. La mujer fue separada de su cargo, y la Oficina Anticorrupción del Municipio, además, amplió la denuncia en su contra.
En la grabación se escucha que esta persona pide 10 mil pesos a Maura Arruarte, titular de un geriátrico, a cambio de no iniciar una investigación por trabajo en negro.
La dueña del geriátrico citó a la inspectora en un bar de Castelar, ubicado en Arias y Timbúes, para concretar el supuesto pago, que nunca se concretó porque Arruarte había hecho la denuncia previamente en la DDI de Morón.
La denuncia fue realizada a través de una cámara oculta, que grabó la titular del geriátrico tras el pedido de soborno aparentemente solicitado para dejar pasar las irregularidades con la situación del personal del lugar, que supuestamente no estaba regularizado.
Por su parte, la Oficina Anticorrupción aportó pruebas a la UFI Nº4, a cargo de la investigación, de que la inspectora habría realizado un pedido similar en otro hogar de ancianos. Si bien estuvo detenida por el caso, que está caratulado como «tentativa de extorsión», González fue liberada luego de apelar la prisión preventiva.
Por su parte el municipio de Morón, a través de un comunicado expresó que “atento a la investigación de un probable hecho de corrupción cometido por una agente municipal, el Gobierno de Morón expresa su profundo compromiso en la lucha contra cualquier episodio de estas características. Combatir estos delitos sólo es posible en el marco de una gestión municipal que tiene la decisión política de no amparar la corrupción y que no haya impunidad para los responsables, sea quien sea el agente que aparezca involucrado”.
El comunicado además informa respecto a los hechos investigados y denunciados por el Municipio y el Poder Judicial que: El martes 12 de julio, inmediatamente después de tomar conocimiento de la posible participación de la agente municipal Rosana González en una tentativa de extorsión contra la dueña del geriátrico UMA S.A. de Morón, la empleada fue separada de sus funciones y dada de baja a través de un decreto municipal, iniciándose el sumario y las medidas administrativas correspondientes.
Además, La Secretaría de Transparencia Institucional y Control del Estado y la Oficina Anticorrupción, áreas municipales creadas por esta gestión para combatir cualquier caso de corrupción que involucre a personal municipal, tomó inmediata intervención en el caso, se puso a disposición de la Justicia para aportar los elementos de prueba necesarios e inició su propia investigación para colaborar con la causa.
Como consecuencia de esa intervención, el día viernes 15 de julio el Municipio amplió la denuncia contra la ex agente municipal, tras detectar un presunto hecho similar, en el que habría sido víctima la encargada del Hogar San Martín. De acuerdo a lo investigado y denunciado por la Secretaría de Transparencia municipal, el intento de extorsión contra ese establecimiento se habría producido a fines de mayo de este año.
El comunicado expresa conjuntamente que los responsables de ambos establecimientos manifestaron ante las autoridades municipales que nunca antes se habían producido intentos extorsivos por parte de agentes municipales, ni siquiera de la misma González quien se desempeñaba en la Dirección Inspección General, con la categoría Temporaria Técnica A, con carga horaria de 40 horas semanales y un sueldo de $2.388,46 mensuales (Junio 2011).