Dura crítica de Gils Carbó

 

BUENOS AIRES- La Cámara en lo Civil y Comercial Federal, que dictó una medida cautelar que suspendió el decreto de recuperación del predio de la Sociedad Rural, dejó al Estado Nacional en virtual «estado de indefensión», dijo la Procuradora General de la Nación Alejandra Gils Carbó.

La Procuradora General Alejandra Gils Carbó presentó un dictamen ante la Corte Suprema en el que señala que la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, que suspendió con una cautelar el decreto de recuperación del predio de la Sociedad Rural, «violó la garantía de defensa en juicio del Estado nacional» y lo dejó en virtual estado de indefensión.

Fuentes judiciales indicaron que Gils Carbó presentó su dictamen de cuatro carillas ante la Corte Suprema de Justicia y en él sostuvo que la Cámara omitió explicar “las reglas del procedimiento que el Estado debía conocer para hacer valer sus derechos”.

La medida se tomó en el marco del recurso de amparo presentado por la Sociedad Rural contra el decreto del gobierno nacional que había suspendido la venta del predio ferial por haberse concretado a «precio vil» provocando al Estado un perjuicio superior a los 100 millones de dólares.

Según el dictamen de Gils Carbó, la Cámara que suspendió el decreto durante la feria judicial de enero pasado omitió explicar “las reglas del procedimiento que el Estado debía conocer para hacer valer sus derechos” al apelar la medida cautelar.

Por ello entiende que «ahora el tribunal deberá comunicar el recurso extraordinario interpuesto por el Estado a la Sociedad Rural y luego decidir sobre su procedencia».

La Cámara rechazó un recurso extraordinario presentado por el Estado argumentando que era «extemporáneo» pero Gils Carbó denunció que «la demora es atribuible a la Cámara, la que debió adoptar los recaudos adecuados que aseguraran que su decisión de habilitar la feria no desbarataría el derecho de defensa de la demandada».

Gils Carbó señaló que el pronunciamiento del tribunal violaba la garantía del debido proceso del Estado ya que la Cámara, al indicar que la habilitación de feria alcanzaba implícitamente al ejercicio de los derechos del Estado pero comunicándole esa decisión cuando la posibilidad de recurrir ya había finalizado, varió en forma sorpresiva los alcances de la resolución».

«La Cámara desconoció que la garantía de la defensa en juicio incluye el derecho a conocer de antemano y con precisión las reglas del procedimiento a las que las partes han de atenerse para hacer valer sus derechos», explicó el dictamen de la Procuración.

En esa línea la jefa de los fiscales añadió que «la observancia de la garantía de defensa en juicio impone a los jueces el deber de evitar tomar decisiones que por su excesivo rigor hagan ilusoria la capacidad de ejercer una defensa efectiva».