Argentina y China están unidas en pos de la prosperidad de sus pueblos, afirmó la Presidenta

     

    BUENOS AIRES- La presidenta Cristina Fernández recibió al primer ministro de la República Popular China, Wen Jiabao, en un acto que se desarrolló en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno. En el acto, la Jefa de Estado, destacó que a los gobiernos de ambas naciones los unen «los mismos objetivos: lograr la paz, la prosperidad y el crecimiento» de sus pueblos.

    Además sostuvo que en los 40 años de relación entre ambos países «ha cambiado el mundo más que en los anteriores 200», y que, como un reconocimiento de ese nuevo escenario mundial, «la Argentina quiere ser protagonista».

    La Presidenta destacó que en los últimos 10 años «el crecimiento de la economía mundial se debió a las economías emergentes, donde China fue protagonista principalísima». Y que para las finanzas internacionales «la solución de la crisis europea es esencial», postura que quedó plasmada en el documento final emitido por el G-20 en la reunión de Los Cabos, México. En ese sentido, Cristina Fernández indicó que tanto la Argentina como China se comprometieron a incrementar la demanda para incentivar el crecimiento. «No es solo una cuestión económica, sino eminentemente política», aseguró.

    Para la Jefa de Estado, «se necesita la estabilidad para el crecimiento, y la estabilidad está profundamente vinculada a la inclusión social». Y agregó que «el crecimiento debe llegar a todos» poniendo especial atención en la inclusión.

    Por otra parte, recordó que en 2004 los presidentes Ju Hintao, de China, y Néstor Kirchner, de la Argentina, relanzaron las relaciones diplomáticas «cuando ambos visitaron cada uno de sus respectivos países». Por eso, sostuvo que «hoy estamos dando un paso más en la profundización y el crecimiento de esa integración».

    Finalmente, la Mandataria agradeció el constante apoyo de la República Popular China al reclamo argentina por la soberanía sobre las Islas Malvinas.

    Argentina y China avanzan juntas a un futuro mejor

    Por su parte, el primer ministro de la República Popular China, Wen Jiabao, expresó «a nombre del gobierno y del pueblo chinos nuestros mejores deseos al gran pueblo argentino». Remarcó que «a pesar de la larga distancia» entre ambos países, «los contactos bilaterales vienen de larga data».

    Jiabao también destacó en 2004, los presidentes Néstor Kirchner y Hu Jintao firmaron un acuerdo de «asociación estratégica», «lo que significó un gran hito» en la relación entre ambas naciones. Y subrayó que el intercambio comercial alcanzó los 14 mil millones de dólares, el doble de lo que se comerciaba cuando se establecieron las relaciones diplomáticas.

    «Los destinos de nuestros dos países nunca han estado tan estrechamente vinculados como hoy en día», enfatizó el primer ministro, al tiempo que consideró que «pese a las vicisitudes internacionales y las dificultades que confrontaremos», Argentina y China avanzarán hacia un mejor futuro.

    Cuarenta años de relaciones

    La visita de Jiabao coincide con la conmemoración del 40° Aniversario del establecimiento de las Relaciones Diplomáticas entre la Argentina y China.

    El funcionario chino arribó al país ayer, acompañado de una nutrida comitiva, y fue recibido como huésped ilustre en el aeropuerto de Ezeiza por una delegación diplomática encabezada por el canciller Héctor Timerman.

    La semana pasada, en el marco de la cumbre del G-20 que se desarrolló en Los Cabos, México, Cristina Fernández y Jiabao habían acordado aumentar el comercio entre sus naciones.

    El volumen de intercambio comercial bilateral entre Argentina y China alcanzó en 2011 los 14.800 millones de dólares, con un superávit para China, que exportó por 8.000 de dólares.

    Durante su visita de dos días al país, el primer ministro chino realizará una intensa agenda que contempla, además de las reuniones con la Jefa de Estado, una reunión conjunta con diputados y senadores de todos los bloques políticos, que será encabezada por los presidentes del Senado, Amado Boudou, y de Diputados, Julián Domínguez.