Con distintos actos las Madres de Plaza de Mayo celebran sus 37 años de lucha

 

 

BUENOS AIRES- Asociación Madres de Plaza de Mayo y las Madres Línea Fundadora recordarán la semana próxima, con distintos actos y actividades, el inicio de su lucha que comenzó el 30 de abril de 1977 cuando un grupo de mujeres se reunió por primera vez en la histórica plaza para reclamar a la Junta Militar por sus hijos desaparecidos.

La Línea fundadora de Madres realizará el miércoles próximo a las 15.30 un acto en la Plaza de Mayo para recordar a sus fundadoras Azucena Villaflor, Esther Ballestrino de Careaga y María Ponce de Bianco, secuestradas y asesinadas por la dictadura cívico militar. En la convocatoria, pidieron no llevar banderas partidarias.

Más tarde, a las 18.30, las agrupación presidida por Marta Vásquez se reunirá en la sede de Foetra, Hipólito Yrigoyen 3171, para recorrer una muestra de fotografías realizadas por Mónica Hasenber y escuchar al conjunto de mujeres cantantes La Colmena.

En tanto, la Asociación Madres de Plaza de Mayo continuará con las actividades en conmemoración del 37° aniversario del nacimiento de la agrupación, que comenzaron el miércoles, con una actividad el lunes a las 15 en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (ECunHi) en la que participará la agrupación italiana Kabawil Pescara, que se encuentra en el país para compartir las actividades programadas.

Luego, a las 19, en el auditorio Juana Azurduy de la Universidad Popular, en avenida Hipólito Yrigoyen 1584, el equipo de audiovisuales y de prensa realizará una entrevista a Bonafini.

Para el martes a las 10 en la Casa de las Madres (Hipólito Yrigoyen 1584) está previsto que el ministro de Defensa, Agustín Rossi, haga entrega de las actas secretas de las juntas militares de la dictadura halladas el año pasado en el subsuelo del edificio Cóndor.

El cierre de actividades será el 30 de abril, a las 18, con un recital en la Plaza de Mayo, donde 37 años atrás se encontraron por primera vez catorce madres que se expresaron públicamente dispuestas a luchar por encontrar a sus hijos.