Domínguez en San Martín inauguró una parroquia junto al padre Pepe

SAN MARTÍN- El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y precandidato a gobernador bonaerense, Julián Domínguez, participó de la inauguración de la parroquia San Juan Bosco en la Villa La Cárcova de San Martín, donde fue designado como sacerdote el padre José “Pepe” Di Paola. Allí coincidió con el intendente local, Gabriel Katopodis, con quién dialogó unos minutos.

En ese marco, Domínguez sostuvo que “para pensar el futuro de la provincia es fundamental el trabajo comunitario con profunda participación de las organizaciones libres del pueblo, porque el tiempo que viene es el del comunitarismo. Es necesaria una fuerte participación de la comunidad en la construcción de objetivos comunes, donde el Estado se sume financiando y acompañando a quienes aún no lograron desarrollarse”.

El precandidato a gobernador destacó la tarea cotidiana del padre Pepe, “que trabaja con los chicos que más dificultades tienen. Tenemos que apoyarnos en estas organizaciones comunitarias y desarrollar una estrategia de acompañamiento a nuestra juventud. Porque el principal programa de combate a la droga y la inseguridad es que los pibes estudien y terminen el secundario, que es lo que les da un horizonte y un proyecto de vida”. En este sentido, destacó “los planes llevados adelante por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que permitieron que 560 mil chicos terminen la secundaria”.

Consultado sobre la prensa local sobre su presencia en un distrito gobernado por el massismo, Domínguez señaló: “Me propuse recorrer todos los distritos de la provincia, porque quiero escuchar a todos los bonaerenses y porque para lograr que la provincia despegue definitivamente necesitamos de la experiencia de cada uno de los intendentes. Cuando sea gobernador, yo quiero ser el intendente 136”.

Sobre su encuentro con Katopodis, expresó: “Espero volvamos a repetir este tipo de confluencias, porque la provincia necesita un peronismo unido. Mi creencia más profunda es que debemos dialogar con todos y convocar, desde un peronismo unificado, a un frente político, social y económico lo más amplio posible”.

Durante la ceremonia, Domínguez entregó al padre Pepe un tapiz del Papa Juan Pablo II, y se comprometió a acompañar al sacerdote en su nuevo desafío.

En la inauguración también estuvieron presentes el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, y la senadora nacional Gabriela Michetti.