Con actos y comunicados se recordó ayer el Día de la Memoria

 

BUENOS AIRES- La presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, consideró que “la democracia debe ser defendida con uñas y dientes”, durante la ceremonia en la que se inauguró la Casa de la Identidad que gestionará ese organismo de derechos humanos y que funcionará en el predio de la ex Esma.

“No nos van a doblegar. Vamos a seguir luchando por los sueños de nuestros hijos y la recuperación de nuestros nietos. Transformar estos lugares como la Esma, llenos de horror, es un un logro que alcanzamos con la valentía y decisión de Néstor Kirchner”, señaló la titular de Abuelas.

Por su parte, el ministro de Justicia, Julio Alak, afirmó que cuando se lo proponen, “los pueblos transforman el dolor en esperanza”.

“Acá estamos, celebrando la vida y el futuro en un lugar que fue un emblema del terrorismo de Estado. Por eso, tenemos que cumplir el mandato que nos dio Cristina de seguir adelante con los juicios de lesa humanidad”, apuntó el funcionario.

En el acto estuvieron presentes también el Secretario de Seguridad, Sergio Berni, el secretario Legal y Técnico, Carlos Zanini y el diputado nacional y nieto recuperado Juan Cabandié, entre otros.

También en Mar del Plata Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, agrupaciones barriales, gremios y militantes participaron del acto central por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Más de 3.000 personas se hicieron presentes en el acto desarrollado en la intersección de la Avenida Luro y la calle Mitre, en pleno centro de esta ciudad balnearia.

Pasadas las 18, y en medio de una bandera argentina y fotos de los desaparecidos en la última dictadura militar, los manifestantes llegaron al acto central en homenaje a las victimas de la dictadura militar.

El acto central fue organizado por H.I.J.O.S Resiste y contó con la adhesión de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres, APDH, SUTEBA, ETER y CTA entre otras agrupaciones.

Emilse Flores de Casado, miembro de Abuelas de Mar del Plata señaló a Télam que “esta etapa gris que tuvo la Argentina se recuerda con pena, pensando en los tantos jóvenes desaparecidos y en mi hija que desapareció y a la que extraño como el primer día”.

“El trabajo que hizo el gobierno por la recuperación de los nietos, hizo que en el 2008 recupere a una nieta, que hoy vive en Santiago del Estero y a la que le cuento siempre historias y vivencias” comentó Emilse, al tiempo que puntualizó “esa nieta a la que amo, me ha dado mi primer bisnieto lo que me llena el alma luego de tanto dolor”.

Para culminar remarcó “estoy muy agradecida con el trabajo que el gobierno lleva adelante con los derechos humanos, porque gracias a ello hemos recuperado a tantos nietos a lo largo y ancho del país”.

Mientras se realizaba un recorrido por las calles de la ciudad Juan Marco Candeloro, perteneciente a H.I.J.O.S Resiste dijo que “este encuentro reafirma año a año el compromiso de quienes hemos perdido a un ser querido en esa masacre del `76- en mi caso a mi padre- el que se va pasando de generación en generación con el mismo espíritu de lucha”.

Candeloro enfatizó que “estas 3.000 personas que se han hecho presentes son las que también se movilizan cada vez que se recupera un nieto y se logra reivindicar a los derechos humanos en Mar del Plata y la zona”.

Para finalizar sostuvo que “con la lectura de adhesiones, documentos y salutaciones, desde Mar del Plata se profundiza el espíritu de lucha en estos 38 años que han pasado”.

Por su parte  la presidenta Cristina Fernández de Kirchner recordó el 38 aniversario del golpe cìvico militar de 1976 y a través de su cuenta en Twitter remarcó «Memoria, Verdad y Justicia».

En ese marco, difundió el discurso del ex presidente Néstor Kirchner cuando el 24 de marzo de 2004 inauguró el Museo de la Memoria en la ex ESMA.»Es difícil, porque muchos especulan, porque muchos están agazapados y muchos esperan que todo fracase para que vuelva la oscuridad sobre la Argentina y está en ustedes que nunca más la oscuridad y el oscurantismo vuelvan a reinar en la Patria», fueron palabras de Kirchner.

«A los que hicieron este hecho tenebroso y macabro de tantos campos de concentración, como fue la ESMA, tienen un solo nombre: son asesinos repudiados por el pueblo argentino», afirmó.

Kirchner señaló: «Abuelas, Madres, hijos de detenidos desaparecidos, compañeros y compañeras que no están pero sé que están en cada mano que se levanta aquí y en tantos lugares de la Argentina, esto no puede ser un tira y afloje entre quién peleó más o peleó menos o algunos que hoy quieren volver a la superficie después de estar agachados durante años que no fueron capaces de reivindicar lo que tenían que reivindicar».

Agregó que «yo no vengo en nombre de ningún partido, vengo como compañero y también como Presidente de la Nación Argentina y de todos los argentinos. Este paso que estamos dando hoy, no es un paso que deba ser llevado adelante por las corporaciones tradicionales que por allí vienen especulando mucho más en el resultado electoral o en el qué dirán que en defender la conciencia y lo que pensaban o deberían haber pensado».

En otro escenario la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; el ministro de Defensa, Agustín Rossi y el diputado nacional y secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, participaron  de un acto en el asentamiento La Carbonilla, en el barrio porteño de La Paternal para recordar el 38 aniversario del golpe cívico militar.

«Por qué siempre hay que ir a Plaza de Mayo, para mí esta es una forma de inclusión», consideró hebe de Bonafini.

Del acto participaron, además, el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto y el presidente de MILES, Luis D`Elía.

Al encuentro, que fue cerrado con un recital de Víctor Heredia, se sumaron militantes de Kolina, La Cámpora, Militancia Popular, Vatayón Militante, Nuevo Encuentro y La Scalabrini, organizaciones que trabajan en la urbanización del asentamiento ubicado entre la avenida Manuel Trelles y las vías del Ferrocarril San Martín.

«Cuándo un ministro de Defensa iba a venir a un barrio para esta fecha», se preguntó esta mañana Bonafini al reivindicar el nuevo rol de las Fuerzas Armadas que participan junto a la militancia en la urbanización de la villa.

No obstante, la titular de Madres admitió que «nos costó mucho hablar con los generales», pero de inmediato planteó la necesidad de la integración de los militares a la comunidad.

Después se refirió a la elección de La Carbonilla para realizar un acto contra el golpe del `76 y, en este sentido, sostuvo que «lo pensé desde el lugar de los derechos».

«Por qué siempre hay que ir a la Plaza de Mayo, para mí ésta es una forma de inclusión», consideró.

Seguidamente sostuvo que «yo les digo a los compañeros que se apoderen del proyecto, que no agradezcan, y no les tengan miedo a los funcionarios porque éste es otro tiempo».

Para Bonafini, «siempre es posible un hombre nuevo y esto se construye con la igualdad y la inclusión».

«Es muy difícil resolver en 10 años todo el desastre que hicieron la dictadura y los gobiernos liberales que lo siguieron», señaló.

En otro tramo de su discurso, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo recordó a los desaparecidos, al señalar que «nuestros hijos tenían una claridad impresionante y se basaban fundamentalmente en la solidaridad».

«Estamos acá porque a nosotros nos duele lo que le pasa al otro, por eso les digo a los compañeros que apoyen este proyecto porque no hay otro, lo demás es basura», aseguró.

A su turno, Rossi manifestó que «hace tiempo que Hebe viene planteando esta necesidad de urbanizar las villas» y añadió que «desde el Ministerio de Defensa aceptamos ese desafío para la participación de las Fuerzas Armadas».

Dijo que cuando asumió como ministro le cambió el término «actividades subsididarias» por actividades complementarias «porque no me gustó ese nombre, es como peyorativo».

En este marco, el funcionario anunció que «en los próximos días vamos a trabajar acá en La Carbonilla para ayudar a las organizaciones sociales y a los vecinos a mejorar sus condiciones de vida».

«La Presidenta me dijo que tenemos que fortalecer las relaciones entre las Fuerzas Armadas y la sociedad, y esto ya se vio en la ayuda en las inundaciones en la ciudad de La Plata», mencionó.

Por su parte, Andrés Larroque sostuvo que «es una inmensa responsabilidad hablar en este día y en este lugar, y debo confesar que uno siente más de lo que piensa».

«Para nosotros la memoria tiene sentido de futuro, tiene que ver con resolver los problemas de los compañeros, con las cloacas,» sostuvo.

«Debemos estar con los vecinos que tienen una necesidad, no queremos perder tiempo en discusiones abstractas, queremos estar en las cosas concetas que le cambien la vida a la gente», expresó.

Aseguró que «nos miramos en el espejo de la generación de los `70 que dio todo y en el mensaje de Néstor Kirchner que dijo que no iba a dejar las convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno».

En tanto, el vicegobernador Mariotto consideró que no todos los 24 de marzo son iguales, al señalar que «empezaron a ser distintos, a cobrar otra dimensión, a partir de la llegada de Néstor Kirchner que los convirtió en un día de memoria, de reflexión».

«Y hoy tienen la dimensión de la lucha en La Carbonilla con la mirada de Hebe y los 30.000 desaparecidos», resaltó.

Por último, D`Elía afirmó que «junto al Ejército Argentino, al Estado y la militancia le decimos que sí a la justicia social, a la igualdad y al futuro».

«Esta nueva realidad puede ser posible porque tuvimos dos tipos enormes que son Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner», completó.

Por su parte el Consejo del Partido Justicialista de La Matanza, encabezado por el intendente Fernando Espinoza, aseguró  que el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 constituyó «el malogramiento de gran parte de una juventud realmente combativa que quería un país mejor».

«Desde el primer momento, el gobierno de facto encarnizó todo lo execrable», señaló el partido a través de una solicitada publicada hoy en distintos matutinos porteños, en el marco del Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

En este sentido, subrayó «la disolución de todas las instituciones democráticas del Estado» como así también «el ensañamiento de la persecución política», y sostuvo que el movimiento peronista «fue su más encarnizado enemigo y, por lo tanto, quien brindara la mayor cantidad de víctimas».

Además, puso el acento en «la crueldad del secuestro, el encarcelamiento ignoto, los campos de concentración, la tortura sistemática, el exterminio y la desaparición de personas, incluso de criaturas, y el exilio de decenas de miles de argentinos».

«El golpe del `76 fue el malogramiento de gran parte de una juventud realmente combativa que quería un país mejor, y el malogramiento de la República, cuyas consecuencias todavía se pueden palpar», aseveró la solicitada del Consejo del Partido Justicialista La Matanza.

En este marco, reivindicó la voluntad de convertir al 24 de marzo «en un día de memoria histórica del pueblo argentino», como así también «las medidas tomadas por los compañeros Néstor y Cristina Kirchner para llevar adelante los juicios por lesa humanidad».

Asimismo  enmarcado en el recuerdo del 24 de marzo,  la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación señalizará mañana  en la localidad riojana de Chilecito y el viernes, en la ciudad de Mar del Plata, dos sitios que funcionaron como centros clan destinos de detención durante la dictadura cívico militar en el marco del mes de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

El miércoles 26 de marzo en Chilecito, La Rioja, será señalizado el Escuadrón N° 24 de Gendarmería Nacional.

En tanto, el viernes 28, a las 15, se inaugurará en Mar del Plata un nuevo Espacio para la Memoria en el ex centro clandestino Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), ubicado en avenida de los Trabajadores 3700 (Faro de Punta Mogotes).

Las señalizaciones están a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos a través de la Red Federal de Sitios de Memoria que coordina el Archivo Nacional de la Memoria.

La Secretaría de Derechos Humanos indicó que la señalización de los sitios de memoria (Ley Nacional N° 26.691) «hace visible la función que cumplieron durante el terrorismo estatal, y expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos crímenes, impulsar el juzgamiento de sus responsables y hacer efectivo el reconocimiento a las víctimas y sus familiares».