Luis Acuña, a dos voces y a tres puntas

HURLINGHAM- Por Rody Rodríguez. El pasado 30 de enero, el intendente de Hurlingham Luis Emilio Acuña, participó del programa A Dos Voces, que se emite por TN. Allí reclamó que se discuta la coparticipación federal.
En esa nota aseguró que “los municipios necesitan plata en función de que las demandas de los vecinos se han ampliado” y opinó que lo “lógico sería que se actualice el fondo de reparación histórica del conurbano que fue creado en el año 94 que era de 650 millones de dólares y quedó congelado en 650 millones de pesos”.
Curiosamente, un tema que es muy sensible para el gobernador Daniel Scioli, tuvo poco eco en los intendentes. Uno de ellos fue Acuña, aunque no se sabe si lo hizo por su propia decisión o por pedido de la administración Scioli.
En sus declaraciones el jefe comunal, aseguró: “La administración nacional reparte los fondos coparticipables de manera tal que Buenos Aires resulta perjudicada sin razón aparente”.
De este modo Acuña mantuvo su ya habitual postura crítica hacia el gobierno nacional, pero aprovechó para mostrar un rostro amable hacia el sciolismo, revalidando su relación con el gobernador. Es que en los últimos tiempos el accionar político de Acuña privilegió a Sergio Massa, aunque sin ahorrar gestos amistosos hacia José Manuel de la Sota. En todos los casos, hace rato que quedó claro que Acuña no se conforma con hacer críticas a la presidenta en privado, las hace públicas y parece no disgustarle ser visto como una cara visible de la oposición. La duda que seguramente habrá surgido es: ¿en qué lugar de la oposición puede mostrar esa cara?.
La afinidad con Scioli y Massa, se profundizaría si ambos dirigentes rompieran definitivamente su vínculo político con el Frente para la Victoria. Acuña es uno de los que sueña un país sin kirchnerismo y le agradaría ver a Scioli presidente y a Massa gobernador, pero no dentro de un esquema conducido por Cristina Kirchner. Por las dudas, y ante la posibilidad de que esa ruptura con el gobierno nacional no se de, Acuña profundizó su acercamiento al gobernador cordobés José Manuel de la Sota con el que compartió escenario en un homenaje a José Ignacio Rucci. Su esposa –Senadora- y su hijo –Concejal-, participaron de un homenaje al mandatario cordobés que se hizo en Avellaneda, y para reafirmar el vínculo, el intendente recibió a De la Sota en Hurlingham, haciendo que uno de sus más estrechos colaboradores, el concejal Nito Bertinat, fuera protagonista del acto que el cordobés hizo en el Club Tesei.
Estos hechos fueron determinantes para que varios concejales de su bloque manifestaran su descontento. Algunos como Hilda López y Mario Palleiro decidieron renunciar al bloque; otros, quedaron a la espera, tal vez expectantes de la decisión que tome en el futuro Luis Acuña. Por ahora, tres puntas tiene el horizonte político del intendente. No falta mucho para saber donde quedará parado. Sí es seguro, que no será en el kirchnerismo.