En Mar del Plata Juan Grabois lanza la primera actividad oficial del Frente Patria Grande

Aviso publicitario
banner moron

El armado político que encabeza el titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, hará su presentación oficial este sábado 27 de octubre. La cita se concretará en la ciudad de Mar del Plata y estará rodeado de militantes feministas.

Con perfil bajo, el Frente «Patria Grande» se reunirá a las 16 el próximo sábado en un encuentro cerrado con la participación de un  centenar de referentes de izquierda, entre los que figuran agrupaciones nucleadas en el espacio VAMOS. El armado se identifica con un perfil outsider que suele reinvidicar el dirigente social en cada aparición pública. Según se anunció, el espacio se nutre de la generación «que se acercó a la política después de 2001», que «no proviene de los partidos tradicionales» y que «buscará aportar a la unidad necesaria para derrotar al macrismo en las urnas en el 2019».

Grabois, uno de los fieles que estuvo en la misa de la Basílica de Luján el sábado pasado y que nucleó a un amplio arco de la oposición peronista y sindical, estrenará una plataforma política con un rasgo distintivo. Ocuparán la primera línea de visibilidad referentes feministas, como la abogada de derechos humanos y defensora de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta o la joven actriz Ofelia Fernández, ex presidenta del colegio Carlos Pellegrini, cuya imagen crece en las redes sociales tras su participación en el debate legislativo en  torno al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Este colectivo, que se completa con la directora de Políticas Feministas de la UNLP Diana Broggi y la referente social del Movimiento Popular La Dignidad Mafalda Sánchez, es un sector que puja por la ampliación de los derechos de las mujeres.

Para las mujeres de VAMOS, la propuesta electoral que enfrente a Mauricio Macri en 2019 debe tener representantes de la «economía popular» -en alusión a las organizaciones territoriales como la CTEP- y el movimiento feminista, por haber protagonizado «el enfrentamiento en la calle a la política neoliberal de este gobierno», afirmó Broggi. «La dinámica y el desarrollo de estos movimientos son claves para construir un cambio de rumbo en las políticas de Estado», confió Ofelia Fernández.

Mientras avanzan los preparativos del encuentro de Mar del Plata, Grabois no esconde su vocación por influir y acercarse a otros agrupamientos del peronismo. Rápido de reflejos, ayer saludó la ruptura que lideró el diputado Felipe Solá en el Frente Renovador de Sergio Massa. Con él, el ex gobernador bonaerense traccionó en un mismo bloque a legisladores de otros partidos, como la ex Libres del Sur, Victoria Donda o los dirigentes del Movimiento Evita Leonardo Grosso y Fernando «Chino» Navarro.

Tanto el Frente Patria Grande como el espacio de Solá son algunos de los extra partidarios y organizaciones por fuera de Unidad Ciudadana que buscan confluir con la senadora Cristina Kirchner. En ese perfil encaja la abogada Gómez Alcorta, que logró cosechar el respeto de la izquierda y el kirchnerismo por su rol como defensora de Milagro Sala.

Para la letrada, los principales «líderes de nuestra región» como el ex presidente brasileño Luis Inácio Lula da Silvia o Cristina Kirchner «forman parte de una política de proscripción de parte del neoliberalismo». «Nos obliga a hacer nuestro aporte para construir un gran frente que le gane a Cambiemos en 2019», señaló Gómez Alcorta.

El Frente Patria Grande juega en pos de un eventual retorno de Cristina Kirchner al poder. O al menos garantizar un piso de confluencia electoral con el kirchnerismo, donde las PASO garanticen la competencia intra frente.

Sin candidaturas firmes, donde también aspiran integrar las futuras listas el economista Itaí Hagman o Pablo Ferreyra -hermano del militante del Partido Obrero asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria-, la identidad del espacio ya está diseñada. Los organizadores eligieron a Mar del Plata por su cercanía al aniversario de la Contracumbre de 2005 que rechazó el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), símbolo del «giro a la izquierda» en la región donde «los gobiernos progresistas encabezados por Hugo Chávez y Evo Morales frenaron la estrategia de Bush de someter a Latinoamerica a sus decisiones», consideró Mafalda Sánchez.

El dirigente social Juan Grabois se refirió a la marcha sindical del último sábado a Luján y desligó al Papa Francisco de la movilización: «Es estúpido pensar que el Papa está preocupado por resolver la interna del peronismo o que conoce la situación judicial de Pablo Moyano”.

En diálogo con el programa de radio Crónica Anunciada, que se emite por El Destape Radio, señaló que «hay mucha mala leche de los medios y hay un complejo de inferioridad con el Papa”.

Grabois remarcó además que ”la movilización a Lujan fue muy importante. Era evidente que iba a generar la elegante indignacion de los poderosos”. En este sentido, agregó: ”La Iglesia está denunciando situaciones de maltrato social. Es una actividad normal”.

Por otro lado, el dirigente hizo referencia al armado electoral de cara al 2019: ”No puede haber ningún tipo de exclusión a la principal candidata de la oposición que es Cristina Kirchner. Es la que tiene más votos, sería inverosímil separarla”. Y reveló sobre su situación personal con respecto a una candidatura: «No me interesa ser candidato ni participar electoralmente».

DEJA UNA RESPUESTA