Se entregaron los premios de Concurso sobre Trata

BUENOS AIRES (Infojus Noticias) En el marco de las actividades que organizó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, por el Día Internacional de la Lucha contra la Trata de Personas, se entregaron los premios del I Concurso de Periodismo Multimedia: «Trata de Personas y explotación sexual: Otras miradas».

“En cada allanamiento siempre me tomo unos minutos para observarlos: algunos están  vestidos de traje y otros de jean y zapatillas, hay gordos y flacos, altos y no tanto, jóvenes y no tan jóvenes, empleados, desocupados, solteros, casados, jóvenes, viejos, lindos y feos” escribió en primera persona la estudiante de comunicación de la UBA, Karina Soledad Villalba en su texto “Mentiras y engaños para ser cliente: las prácticas de quienes pagan por sexo”. El trabajo, que pone el foco y cuestiona a los varones prostituyentes, es uno de los ganadores del I Concurso de Periodismo Multimedia “Trata de personas y explotación sexual: otras miradas”. La premiación del certamen se hizo esta mañana en el marco de una serie de actividades que organizó el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos con motivo del Día Internacional de la Trata.

Las paredes del Salón Mignone de la Secretaría de Derechos Humanos, donde se hizo el acto, reflejaron extractos de los cuatro trabajos ganadores del concurso organizado por la Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Oferta de Comercio Sexual y promovido por Infojus Noticias. En la categoría gráfica, además del texto de Villalba fueronseleccionados“Intranquila” de Camila Rosbaco Raúl y “Ruta 14: el camino de la trata”, de Liza Alemo y Luis Torre. En tanto que entre las propuestas de diseño gráfico, la elegida fue “Silencio”, de Lucía Desoria.

Las producciones abordaron el tema desde diferentes aristas: los prostituyentes, la explotación sexual de niñas en Viedma y los prostíbulos ruteros en la frontera. La pieza de diseño elegida por el jurado es una famosa foto de un enfermero pidiendo “silencio” intervenida y acompañada por el mensaje: “El silencio es parte del problema. Decile NO a la trata de personas”. El auditorio estaba repleto y acompañó con aplausos. A todos se les entregó un certificado y una Tablet como premio.

Chantal Stevens, a cargo de la Oficina de Monitoreo, y Martín Ale, director de la agencia Infojus Noticias estuvieron a cargo de dar los diplomas.  “La idea surgió porque seguimos viendo algunos vicios en las coberturas mediáticas y creemos que es necesario promover otras miradas en las nuevas generaciones de comunicadores. Por eso el nombre del concurso”, dijo Stevens durante el acto de premiación. La titular de la Oficina que vigila el cumplimiento del decreto 936 llamó a que se repitiera la convocatoria y a que se convierta en un “clásico del Ministerio”. También valoró la labor de su equipo que, por fuera de sus tareas cotidianas, se dedica a sensibilizar y a sugerir propuestas vinculadas a la temática.

“Desde la agencia tratamos de cubrir estos temas con una perspectiva de derechos humanos y de género. Y esa línea está marcada por las políticas públicas que se dieron en los últimos años” expresó Ale, quien celebró la realización del concurso.

Antes de la premiación, se desarrolló un panel del que participaron algunas de las integrantes del jurado. Tomaron la palabra Silvina Molina, coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG),  María Florencia Alcaraz, periodista de Infojus Noticias y Luján Araujo, responsable de comunicación de la Fundación María de los Ángeles

“Nos interesaba como Fundación saber si el trabajo de sensibilización que hacemos a diario llegaba a esas ´cajas de resonancia´ que son las universidades. Nos encontramos con buenos trabajos” contó Araujo. A su vez, valoró los enfoques alternativos propuestos por los participantes de la propuesta.

Por su parte, Molina habló de la importancia del lenguaje de cara a una comunicación no sexista y resaltó las miradas plasmadas en los textos y el diseño seleccionados. “La ruta de la trata quedó reflejada en los territorios que se recorrieron en las ideas que nos llegaron”, dijo.

Alcaraz destacó la importancia de que “se hablen de estos temas en las universidades” y cuestionó el déficit en las currículas de las carreras de comunicación que aún no incorporan la perspectiva de género.

La convocatoria estuvo abierta a estudiantes de las carreras de Comunicación Social, Periodismo, Fotografía, Diseño Gráfico y Diseño Audiovisual pertenecientes a universidades nacionales públicas y privadas e institutos de formación terciaria de todo el país. Desde su lanzamiento, en marzo, el equipo que coordina Stevens recorrió distintas universidades del país generando espacios de concientización y difundiendo el certamen.

Los trabajos llegaron desde todos los rincones del país: la Universidad Nacional Lanús, la Universidad Nacional de la Matanza, la Universidad de Buenos Aires, la Universidad Nacional de la Plata, TEA, Universidad Nacional Lomas de Zamora, ETER, Universidad Nacional de Río Negro, Universidad Nacional del COMAHUE, Austral Comunicación, Universidad Nacional de Salta Sede Regional Tartagal, Universidad Nacional de Río Cuarto y la Escuela Fotográfica «Mirador Platense».

El jurado que evaluó a los participantes se completó con Lohana Berkins, coordinadora de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT); la coordinadora del Observatorio de la Discriminación en radio y televisión Myriam Pelazas; la defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Cynthia Ottaviano y la periodista Sandra Chaher, responsable de Comunicar Igualdad.

Tras la premiación se presentó el tráiler del documental “No hay trato II” del director Claudio Posse y cerró la jornada Zaida Gatti. La titular del Programa de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación habló del “desprecio del ser humano” que se repite en todos los casos de trata y resaltó el trabajo de los profesionales que la acompañan, quienes “están desde el inicio de la causa hasta el último momento que acompañan a la víctima”.