Detienen al Juez Melazo por asociación ilícita y le secuestran un arsenal en su casa

Lo acusan de integrar y dar protección a una asociación ilícita, integrada por una banda mixta de policías y delincuentes que cometió un homicidio.

La jueza Marcela Garmendia ordenó la detención del ex titular del juzgado de Garantías 2 de la Plata, César Melazo a quien lo acusa de integrar una banda que incluye a jefes policiales y delincuentes quienes fueron detenidos a fines de julio por asociación ilícita y cometer el crimen del «Tecla» Farías en 2010. Según la jueza, el ex magistrado brindaba protección judicial.

La banda había sido desbaratada a fines de julio después de 18 allanamientos y 11 detenciones en La Plata. La organización se dedicaba a detectar casas vacías para luego desvalijarlas, cubierta por las “zonas liberadas” que garantizaban desde la Bonaerense.

Los integrantes, además estarían involucrados en la compra venta de vehículos robados y el cobro de pólizas de seguros.

Se trata de una extensa red que vincula a ladrones, policías y personajes poderosos y que ahora tiene como protagonista al ex juez de Garantías que sospechan que les brindaba protección judicial.

Durante el allanamiento que culminó con su detención, el ex juez Melazo tenía en su casa una gran cantidad de armas de fuego y municiones.

El ex juez de Garantías fue detenido tras un megaoperativo en su quinta. Le incautaron una gran cantidad de armas de fuego y municiones. Se trata de una causa en la que ya se había desarticulado una banda de jefes policiales y ladrones que operaban en La Plata y se sospechaba que tenían protección judicial. Es en ese marco que la Policía Federal Argentina lo arrestó este viernes en su casa.

Durante los procedimientos que se están llevando a cabo en la provincia de Buenos Aires, también fueron detenidos Rubén Orlando Herrera, ex jefe de la barrabrava del club Estudiantes, y Enrique Edgardo Petrullo, señalado en la investigación por delitos contra la propiedad.

En el caso del ex juez Melazo, el procedimiento tuvo lugar en una quinta ubicada entre las calles 145 y 480, en la localidad de Gorina. Allí, los uniformados aprehendieron al imputado, a quien se lo señala como una pieza clave para brindar impunidad a la banda, y secuestraron un verdadero arsenal de armas cortas y largas y municiones.

En las primeras averiguaciones realizadas por los detectives, algunas de éstas no poseían ningún tipo de documentación.

DEJA UNA RESPUESTA