Impulsan proyecto para mejorar el traslado de las personas con discapacidad

LA PLATA- Un proyecto legislativo busca facilitar el traslado de las personas con discapacidad en la provincia de Buenos Aires, eliminando los cupos por transporte y otorgando la gratuidad para acompañantes.
La iniciativa, que es impulsada por el diputado bonaerense del Frente para la Victoria, Rodolfo Iriart, busca que las personas con capacidades diferentes puedan viajar gratis y sin restricciones ni cupos, en empresas de transporte colectivo terrestre y fluvial.
El proyecto, que busca modificar la Ley Nº 10592, cuenta con el apoyo del director de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, Hugo Bilbao, y logró la aprobación en la Comisión de Transporte de la Cámara baja, por lo cual sería tratado en las próximas semanas por el cuerpo legislativo.
“Se trata de una iniciativa innovadora, muy importante, que por supuesto apoyamos”, destacó Bilbao, quien mantuvo un encuentro con Iriart para informarse sobre la iniciativa.
Según consta en el proyecto, las prestatarias de servicios intercomunales de transporte colectivo terrestre y fluvial que operen regularmente en el territorio de la provincia, deberán facilitar el traslado de las personas con discapacidad de forma gratuita.
A su vez, en aquellos supuestos en que el pase determine que el pasajero con discapacidad no puede valerse por sí mismo, el beneficio se hará extensivo a quien lo acompañe.
“Otro elemento novedoso que introduce el proyecto es que las empresas no podrán establecer cupos o limitaciones como ocurre en la actualidad”, explicó Iriart.
El diputado sostuvo que “las empresas de larga distancia deberán asimismo asegurar el regreso al lugar de origen del pasajero mediante la entrega del pasaje respectivo o la reserva oportuna para su obtención en el lugar de destino”.
“Este proyecto pretende dar respuesta a la necesidad de inserción y de traslado de las personas con capacidades diferentes”, dijo el diputado Iriart, quien destacó el respaldo obtenido en la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados.
“La intención es derribar todo tipo de barreras, apuntando a la inclusión en todas sus formas”, aclaró.
Remarcó que “para obtener el boleto, las personas con discapacidad deberán simplemente presentar el Certificado Unico de Discapacidad (C.U.D.) que otorga la Agencia Provincial de Transporte y su DNI al momento de retirar el boleto”.
El proyecto establece a su vez que en los micros de doble piso, las personas con movilidad reducida deberán ser ubicadas en el piso inferior; y determina que todas las empresas de transporte colectivo fluvial quedarán obligadas a permitir el acompañamiento de perros lazarillos a quienes lo necesiten.
“La inobservancia de esta norma por parte de las empresas prestatarias de servicios de transporte intercomunal de pasajeros las hará pasibles de las sanciones previstas en las leyes y decretos que reglamentan el servicio público en la Provincia de Buenos Aires”, explicó el legislador.
Aclaró que “en el caso del transporte comunal, las municipalidades podrán homologar las mismas reglamentaciones o establecer las penalizaciones que consideren oportunas”.

1 COMENTARIO

  1. DECRETO 467/98:QUE SE CUMPLA!!!!

    Artículo 1º- Sustitúyese el texto del Artículo 22 apartado A.1 del Anexo I del Decreto Nº 914 de fecha 11 de septiembre de 1.997, el cual quedará redactado de la siguiente manera:

    «ARTICULO 22.-

    A. TRANSPORTE AUTOMOTOR PUBLICO COLECTIVO DE PASAJEROS:

    A.1.1. Vehículos urbanos y suburbanos de corta y media distancia.

    Las empresas de transporte deberán incorporar en forma progresiva, por renovación de su parque automotor y de acuerdo al cronograma que se fija en este artículo, unidades de pasajeros con adaptaciones para el ingreso y egreso en forma autónoma y segura y con espacio suficiente que permita la ubicación en su interior de personas con movilidad y comunicación reducidas -especialmente usuarios de sillas de ruedas y semiambulatorios severos-, hasta llegar a la renovación total de la flota en esas condiciones. (Ver cuadro siguiente).

    Plazos
    «Vehículos a incorporar en cada línea por renovación del parque automotor»

    En el transcurso de 1.997
    «Un vehículo adaptado por línea»

    Año 1.998
    «VEINTE POR CIENTO (20 %) del total de la renovación de la línea»

    Año 1.999
    «CUARENTA POR CIENTO (40 %) del total de la renovación de la línea»

    Ano 2.000
    «SESENTA POR CIENTO (60 %) del total de la renovación de la línea»

    Ano 2.001
    «OCHENTA POR CIENTO (80 %) del total de la renovación de la línea».

    Año 2.002, en adelante
    «CIEN POR CIENTO (100 %) del total de la renovación de la línea».

    La mitad del porcentaje previsto para los años 1.998, 1.999 y 2.000, fijado en el cronograma precedente, deberá ser cubierto por vehículos de las características del «piso bajo» de hasta CERO COMA CUARENTA METROS (0,40 m.) de altura entre la calzada y su interior. La mitad restante del porcentaje previsto para los mismos años, deberá ser cubierto por vehículos de las características del «piso bajo» o «semi bajo», en forma optativa.

    En todos los casos los vehículos deberán contar con fas siguientes características:

    a) Un «arrodillamiento» no inferior de CERO COMA CERO CINCO (0,05) metros y los complementos necesarios que permitan el ingreso y egreso de un usuario de silla de ruedas, o con las características que satisfagan el cumplimiento de las condiciones arriba expresadas.

    b) Una puerta de CERO COMA NOVENTA (0,90) metros de ancho libre mínimo para el paso de una silla de ruedas.

    c) En el interior se proveerá por lo menos, de DOS (2) espacios destinados a sillas de ruedas, ubicados en el sentido de la marcha del vehículo, con los sistemas de sujeción correspondientes para la silla de ruedas pudiéndose ubicar en los DOS (2) lugares, según las necesidades DOS (2) asientos comunes rebatibles.

    d) Se dispondrá también una zona de ubicación para los apoyos isquiáticos:

    – la barra inferior de dicho apoyo estará colocada a CERO COMA SETENTA Y CINCO (0,75) metros desde el nivel del piso.

    – la barra superior de UN (1,00) metro desde el nivel del piso y desplazada horizontalmente CERO COMA QUINCE (0,15) metros de la vertical de la barra inferior y,

    – se considerará un módulo de CERO COMA CUARENTA Y CINCO (0,45) metros de ancho por persona.

    e) Los accesos tendrán pasamanos a doble altura. El interior contará además:

    – con pasamanos verticales y horizontales:

    – DOS (2) asientos de uso prioritario por parte de personas con movilidad y comunicación reducidas, debidamente señalizados, según la Norma IRAM 3722, con un plano de asiento a CERO COMA CINCUENTA (0,50) metros del nivel del piso.

    – espacio para guardar bolsos o cochecitos de bebés, que no interfieran la circulación.

    f) La identificación de la línea deberá tener una óptima visualización, los números y ramales deberán estar en el frente de la unidad y anexarse en los laterales, cercanos a las puertas. Las leyendas tendrán que hacerse en colores contrastantes sobre fondos opacos.

    g) Las unidades serán identificadas con el «Símbolo Internacional de Acceso, según el pictograma establecido en la Norma IRAM 3722 en su frente y en los laterales.

    h) Las máquinas expendedoras de boletos deben ser posibles de accionar por todos los pasajeros, con una altura máximo de UNO COMA TREINTA (1,30) metros desde el nivel del piso a la boca de pago y contarán con un barral o asidero vertical a ambos lados.

    i) No podrán utilizarse ni colocarse sistemas de molinetes u otros sistemas que dificulten o impidan la movilidad y circulación de los pasajeros. La circulación deberá tener un ancho mínimo de CERO COMA SETENTA (0,70) metros, salvo que sea utilizada por personas en silla de ruedas, en cuyo caso el ancho mínimo será de CERO COMA OCHENTA (0,80) metros hasta el lugar reservado para alojar las sillas.

    j) El piso del coche se revestirá con material antideslizante y poseerá un área de pasillo de tránsito sin desniveles que deberá cubrir no menos del CUARENTA POR CIENTO (40 %) del área total de circulación del vehículo, donde se ubicarán la puerta de ascenso y una para el descenso de pasajeros y llevará una franja de señalización de CERO COMA QUINCE (0,15) metros de ancho en los bordes de entrada y salida del vehículo.

    k) La altura recomendada para los pulsadores de llamada es de UNO COMA TREINTA Y CINCO (1,35) metros como máximo y de UNO COMA VEINTICINCO (1,25) metros como mínimo, medidos desde el nivel del piso: ubicados en los DOS (2) barrales de puertas de salidas y por lo menos en un barrar en el medio de la zona delantera y otro barrar en el medio de la zona trasera. En todos los sitios destinados a ubicar sillas de ruedas y asientos reservados para personas con movilidad y comunicación reducidas, los pulsadores deberán estar situados a una altura de UN (1,00) metro +/- CERO COMA DIEZ (0,10) metros.

    Todos los pulsadores deberán contar con una señal luminosa que indique la efectivización de la llamada y el pulsador dispuesto en las zonas de emplazamiento de las sillas de rueda, deberá producir una señal visual intermitente en el puesto de mando del conductor. Esta señal se identificará con el «Símbolo Internacional de Acceso», según el pictograma aprobado por la Norma IRAM 3722.

    l) Se deberán incorporar sistemas de información referidos a recorridos, paradas próximas, y paradas en las que se encuentra estacionado el vehículo. Las mismas deberán ser posibles de recepcionarse por parte de personas con disminución visual o auditiva.

    ll) Toda otra indicación del conductor, también deberá ser posible de recepcionarse por parte de personas con disminución visual o auditiva.

    A.1.2. Las renovaciones de vehículos que se efectuarán a partir del 31 de diciembre de año 2.000 de acuerdo a los porcentajes establecidos en el cronograma que antecede, deberán ser de vehículos con las características del «piso bajo» de hasta CERO COMA CUARENTA (0,40) metros de altura entre la calzada y su interior, un «arrodillamiento» no inferior a los CERO COMA CERO CINCO (0,05) metros y con los complementos necesarios que permitan el ingreso y egreso en forma autónoma y segura y la ubicación en su interior de personas con movilidad y comunicación reducidas – especialmente usuarios de sillas de ruedas y semiambulatorios severos, cumpliendo asimismo con las demás exigencias técnicas mencionadas en los párrafos precedentes

Comments are closed.