«La cadena nacional del miedo y el desánimo no va a transmitir la apertura de estas fábricas», dijo la Presidente

    MORÓN- Lo indicó en un acto desde Haedo en donde se inauguró una línea de producción de lavarropas. Cristina Fernández de Kirchner donó el lavarropas, la cocina y la heladera de la firma Mabe a la Junta Vecinal del Bario Carlos Gardel para que se sortee entre los vecinos.

    En la apertura de la línea de producción de lavarropas Mabe en Haedo, la presidente Cristina Fernández de Kirchner se refirió a los medios que no transmiten las inversiones que se realizan en el sector industrial. “Son cinco empresas que se están inaugurando entre ellas una española que no se fue en el 2001, o la planta de Luján de Cuyo de la firma Knauf o la ampliación de la fábrica de Mabe en San Luis y con la inauguración de esta línea en la planta de Mabe en Haedo con la que se está completando la fabricación de toda la línea blanca de producción nacional con capitales de origen mejicanos”, señaló.

    “Todos esos pibes existen, todos tienen trabajo, por más que los quieran ignorar. Esta Mabe que en 2003, producía 45.000 unidades, hoy produce más de 900.000, hace 9 años tenía 112 trabajadores y hoy más de 800.

    Aumentaron en la producción 20 veces y la planta de personal 6 veces.  Esto quiere decir que hay un aumento de la productividad en la República Argentina”, señaló.

    En ese sentido destacó la mandataria la defensa del trabajo argentino a partir de la aplicación de políticas que han generado este incremento.  “Hay quienes se enojaron un poco porque se puso blanco sobre negro. Hoy están quienes dicen que se crece un poco menos por un problema de las políticas pero son justamente las políticas que están ayudando a que no nos impacte la crisis”, agregó.

    La presidenta señaló en esa orientación las críticas provenientes de dos ex presidentes del Banco Central de la República Argentina. En referencia a uno de los casos recordó que su alejamiento estuvo vinculado a las diferencias con el ministro de Economía del gobierno de Néstor Kirchner, y que su renuncia estuvo vinculada a que no se le permitió la designación de dos directores amigos y que ante la presentación de su renuncia, el ex presidente la aceptó.

    Por ello la Presidenta, destacó la relación de la actual titular del BCRA, Mercedes Marcó del Pont, con el ministerio de Economía. “Es la única que no ha tenido problemas con ese ministerio”.

    “Siempre le pido a Dios que nunca me enferme de “importancia” es la peor enfermedad, nunca te la creas seguí trabajando como el primer día: con humildad y sabiendo que todos los días tenemos que hacer un gran esfuerzo.”, recomendó Cristina Fernández de Kirchner.

    Por su parte también defendió las políticas de protección de la industria nacional “que aplican todos los países” y celebró que a partir del 1 de diciembre se pondrá en marcha en su plenitud la Ley de Medios y deberá cumplirse con la misma.

    La Presidenta se refirió también al lanzamiento de los créditos para la inversión que se deberán poner en marcha en pocos días. “Me gustaría que hubiera la misma difusión de los créditos para la inversión”, indicó.

    La Jefa de Estado señaló que estas medidas son las que morigeran los efectos de la crisis global,  “y no con la recetas que quieren aplicar en España que la han intervenido el Banco Mundial, el Banco Europeo y el FMI. Se dio en caso de unos trabajadores mineros que demandaban  200 millones de euros y se les negaron mientras que  al Bankia le pusieron 23.000 millones de euros, es racional. ¿Es capitalismo o es locura?”, exclamó e insistió “estas cosas las tenemos que saber porque la cadena nacional del miedo y el desánimo no dice nada de ellas”.

    “Les pido que relean los diarios del año pasado, no hubo consultora (son las empresas que viven de pronosticar a las empresas lo que va a pasar) que no indicara que el precio de los commodities, principalmente de la soja, no iba a valer nada. Sin embargo la semana pasada batió record de precios. Les diría a esos que vuelvan “al cole o a la facultad para saber que la economía no es una ciencia exacta que tiene que ver con las políticas que decide un Gobierno”.

    La Presidenta señaló que “hay muchos que pretenden un estado ausente pero nosotros vamos a estar presentes para que los empresarios sigan apostando en la Argentina, a que al país le siga yendo bien”.

    La nueva planta de lavarropas automáticos de carga frontal de la empresa Mabe en Haedo, partido bonaerense de Morón, demandó $30 millones, generará 100 puestos de trabajo y sustituirá importaciones por $100 millones solo en 2012.

    Con esa planta  Mabe completa toda la gama de productos de “línea blanca” en Argentina: heladeras, cocinas y lavarropas.

    Para 2012 se estima una producción de 80.000 lavarropas con lo que se sustituirán importaciones por unos $100 millones.

    En 2010 Mabe había invertido en esta planta $11 millones en la nueva línea de heladeras no frost, la incorporación de nueva tecnología para producir heladeras de bajo consumo eléctrico y una nueva línea de cocinas.

    En San Luis, en tanto, se anunció un nuevo proyecto de producción de Heladeras No Frost de alta gama y capacidad (de más de 380 litros) que se pondrá en marcha en 2013 con una inversión de $ 10 millones (ya en desarrollo). Con esta producción se sustituirán importaciones por $ 150 millones ya que hoy en la Argentina sólo se producen heladeras no frost de hasta 290 litros.

    La planta de heladeras de San Luis tiene una capacidad productiva de 320.000 unidades al año (6 veces más que en 2003), allí se fabricó en 2006 la primera la 1er heladera No Frost del país y emplea a 450 personas (el triple que hace 8 años).

    Mabe lleva invertido allí desde 2004 $66 millones y en los últimos dos años incorporaron nuevas líneas de heladeras, nuevas tecnologías para heladeras de bajo consumo eléctrico (eficiencia Clase A), nuevo control de calidad y nuevo lay out.