Malestar en el movimiento de mujeres con las listas y los lugares en los que fueron incluidas

01 Aug 1969, San Francisco, California, USA --- Demonstrators remove their brassieres during an anti-bra protest outside a San Francisco department store. --- Image by © Bettmann/CORBIS

 

Tras el cierre de las listas para diputados nacionales, referentes feministas criticaron el armado, que desconoce las luchas en la calle.

(Página 12 por Por Pablo Fornero)

La falta de mujeres en el primer puesto de las listas y la ausencia de mujeres feministas en el resto de los armados generó una profunda movida de repudio en el movimiento de mujeres. La situación fue aún mayor en el frente Todos, ya que unas 50 mujeres se autoconvocaron a las puertas de la sede del PJ, en Santa Fe, para indagar las razones de lo que consideran una jugada efectuada «a espaldas de las compañeras». La dirigente del frente Patria Grande Majo Gerez, enrolada en Todos, dijo sentir «bastante sabor amargo» por el cierre de listas en la provincia, ya que «se evidencia que muchas de nuestras luchas no se ven representadas». En tanto, la peronista Lucila Puyol habló de una «lectura errónea de la dirigencia». Por su parte, desde el Movimiento Evita Majo Poncino exclamó: «Los varones siguen teniendo la lapicera y deciden por mujeres que no les presenten disputa».

El diputado nacional de La Cámpora Marcos Cleri, el concejal socialista de Rosario Enrique Estévez, el presidente del PRO provincial Federico Angelini, el ex edil rosarino Martín Rosúa y el hombre de la izquierda Octavio Crivario. Ese quinteto es el que lidera las cinco listas de los frentes más representativos para las elecciones, cuyas primarias se realizarán el 11 de agosto. En el caso del frente Todos, Puyol, ligada a la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun, sonó como segunda en la nómina detrás de Cleri al igual que la ex precandidata a gobernadora María Eugenia Bielsa. Pero finalmente se optó por la concejala santafesina Alejandra Obeid.

«La dirigencia no está mirando el fenómeno que se dio desde el 2015 con Ni Una Menos y los paros nacional e internacional de mujeres». Puyol.

Gerez remarcó que Patria Grande eligió integrar las filas de Todos, pero terminó indignada por el armado final. «No puede ser que haya triunfado la política tradicional, la rosca entre un par de varones sobre todo el amplio marco de unidad que se está generando en el país y nuestra provincia en particular para derrotar al neoliberalismo». Por otro lado, la militante del movimiento de mujeres lamentó que no se haya reconocido al feminismo, «el movimiento social más disruptivo, más masivo y con la capacidad de representar muchas demandas». Finalmente, Gerez insistió en que no hay mujeres en lugares ponderantes. «Habla del disciplinamiento y no reconocimiento a quienes somos las que más ponemos el cuerpo a la hora de denunciar las violencias machistas», concluyó.

Puyol, en tanto, fue más allá y destacó que, además de feministas, no hay militantes de derechos humanos en lugares expectantes. «Eso nos preocupa mucho», consideró. A la vez, esbozó la teoría de que, a la hora de armar las listas, la dirigencia santafesina no perdió de vista la elección que hizo Amalia Granata, que le permitió armar, a partir de diciembre, un bloque de seis legisladores evangelistas y antiderechos. «No quieren desagradar a ese votante, sin decirlo abiertamente están queriendo tomar ese voto», afirmó. «La dirigencia no está mirando todo el fenómeno que se dio desde el 2015 con Ni Una Menos, con los paros nacional e internacional de mujeres, con un movimiento nacional que se expresa a  través de encuentros cada vez más masivos, se están separando de las bases con este tipo de cosas», aseveró.

Poncino, en tanto, escribió un largo texto en redes sociales donde manifestó su bronca por los nombres elegidos. «A «los» cabezas de listas, les decimos ¡No, en nuestro nombre!, no vamos a adaptarnos a los modos tradicionales de hacer política, construimos una democracia feminista, tenemos la tarea de interpelar y conducir esta conflictividad social, debe ser una batalla que atraviese transversalmente a todes. Queremos construir y discutir una provincia y un país para todes, donde nuestras demandas estén reflejadas y no vamos a parar hasta lograrlo».

 

DEJA UNA RESPUESTA