Abuelas reclaman que se efectúen detenciones

BUENOS AIRES- Las Abuelas de Plaza de Mayo reclamaron que «en forma expeditiva» la Justicia del partido bonaerense de San Martín «detenga» y «luego procese» al ex secretario general del Ejército Eduardo Alfonso durante los Gobiernos de Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde.
El general retirado está nuevamente imputado del secuestro de Beatriz Recchia, que desapareció tras dar a luz en cautiverio y su hija fue apropiada, y de la muerte de su marido, Antonio Domingo García, en un operativo castrense realizado el 12 de enero de 1977 en Villa Adelina.
La niña entonces secuestrada, Bárbara García Recchia, recuperó su identidad a los 32 años y conoció a su verdadera familia, en 2009.
A Alfonso lo había procesado y detenido, en fallo de primera instancia, el juez federal de San Martín Alberto Suares Araujo, en diciembre de 2008.
Pero en agosto de 2009, la Cámara Federal de San Martín lo liberó porque entendió que el militar, al participar en el operativo militar de 1977, en uniforme de combate y móviles identificables, «ignoraba para qué lo llevaban» allí.
Sin embargo, la Cámara Nacional de Casación al revisar el fallo revocó aquel sobreseimiento de Alfonso y la reenvió a la Justicia de San Martín para que dicte una nueva resolución.
«Esperamos que en forma expeditiva se detenga y posteriormente se procese al represor, conforme la prueba recolectada durante la investigación», consignaron las Abuelas, en un comunicado distribuido hoy.
Alfonso fue «mano derecha» en 2000 y 2001 del entonces comandante de la fuerza, teniente general Ricardo Brinzoni (ya fallecido), que estuvo procesado por la llamada «Masacre de Margarita Belén» en 1976, cuando 22 presos políticos y personas secuestradas fueron fusiladas en esa localidad de la provincia de Chaco.