Eric Calcagno: “Los cambios son irreversibles si los militamos todos los días”

Eric Calcagno

De esta manera el diputado nacional hizo hincapié en la necesidad de mantener las políticas públicas logradas con el proyecto nacional a lo largo de los últimos 12 años.  

Calcagno viene de una familia de intelectuales comprometidos políticamente. Su abuelo Alfredo Domingo Calcagno fue rector de la Universidad Nacional de La Plata y embajador en la UNESCO (París) de Arturo Frondizi. Su padre, Alfredo Eric Calcagno, estudió en el Institut d’Etudes Politiques de París, trabajó en la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) por más de veinte años, además de editar numerosos libros sobre pensamiento económico latinoamericano, muchos de ellos junto a su hijo, actual diputado de la Nación por la Provincia de Buenos Aires.

Ex Senador nacional y Embajador de la Argentina en Francia, Eric Calcagno ha construido una carrera política envidiable en pocos años. A su rol como político pero también como diplomático, le suma una carrera académica destacada como sociólogo y profesor universitario, y una herencia familiar destacada, que hace de Calcagno un político inusual por su enorme poder de análisis de las coyunturas pasadas y actuales tanto a nivel económico como en cuanto al plano político-social.

Entrevistado por Radio Al Día (FM Blog 94.1) dejó algunas reflexiones sobre la actualidad política nacional:

Pensando en lo que dicen unos y otros, ¿le llamó la atención declaraciones de candidatos opositores hablando de quitar las restricciones cambiarias?

Recuerda un poco al “quien puso dólares tendrá dólares”, no? Esa visión de la política como una dimensión de la magia negra en el sentido de seducir y conquistar al electorado mediante promesas que son absolutamente irrealizables, a menos que la idea sea sacar el “cepo” y endeudar a la Argentina inmediatamente. O sea, hace esa cuestión terrible a la cual nos tienen acostumbrados los gobiernos liberales, ya sea durante las dictaduras o en los años 90, o como presenta el ingeniero Macri de decir que van a tomar deuda en dólares para pagar gastos corrientes. Eso es el equivalente del estatuto del coloniaje, volvemos al endeudamiento sin límites que es la característica de esa época y además con esa interesantísima innovación tecnológica que ahora el Tribunal Superior de la ciudad de Buenos Aires ha aprobado, las Taser, bueno es la picana portátil. Esa configuración de escenario es concluyente. Lo que se ha aprobado es el uso de la picana. Uno piensa que los cambios son irreversibles pero solo son irreversibles si los militamos todos los días. Apenas ellos puedan tener un margen de maniobra nos vuelven al endeudamiento con la cuestión liberal del “cepo” y a la picana eléctrica. Me parece que Argentina está para otra cosa.

¿Cómo ve las declaraciones algo subidas de tono entre los candidatos del Frente para la Victoria?

Me voy a referir a un dicho del campo del Martín Fierro: Los hermanos sean unidos, esa es la ley primera, sino los devoran los de afuera. Me parece que la responsabilidad política consiste en alcanzar la victoria para consolidar todo lo que hemos hecho y avanzar sobre nuevas conquistas. Es una enorme responsabilidad. Si hay una cuestión entre compañeros que no están de acuerdo eso se arregla entre cuatro paredes como es habitual en nuestro movimiento. Pero no una cuestión que lesione el objetivo de la continuidad del proyecto. El candidato es el proyecto, la convicción es Cristina y el compañero que gane las PASO será sin duda el que esté más capacitado para llevar adelante ese propósito. Creo que el enemigo está afuera. Algunos referentes ya lo han planteado, me parece que está bien que haya debate que plantee cómo voy a hacer yo para seguir mejor el proyecto nacional y sobre eso tenemos que discutir. Ahora si vamos a caer en la agresividad para ganar centímetros de prensa, no.

¿Qué piensa de la candidatura a gobernador de Julián Domínguez?

Julián es una figura muy importante y recordemos que fue Ministro de Agricultura y resolvió todo el conflicto que se generó con la 125, lo resolvió políticamente. Eso marca la importancia de su fuste. Luego el tema de las candidaturas y qué jugador juega y en dónde, eso lo resuelve la dirección técnica, que está a cargo de Cristina. Y Julián Domínguez es un gran jugador para la provincia.

¿Qué análisis hace de lo que sucedió con el radicalismo eligiendo ir detrás de Macri?

Que es una lástima porque uno recuerda a Alfonsín diciendo “que se rompa pero que no se doble”… y es una decisión que han tomado, creo que ya la experiencia de la primera Alianza no fue feliz y me parece que la experiencia de esta segunda Alianza tampoco va a ser muy feliz, máxime cuando Macri dice que no va a haber gobierno de coalición, es denme sus votos y cállense. Por suerte hay otros dirigentes radicales que mantienen el espíritu nacional y popular del radicalismo, pero son pocos. Nosotros debemos estar en el campo del debate sabiendo que hay una ´queña oposición republicana que jamás volvería atrás por ejemplo con las conquistas jubilatorias, una de las cosas que el ingeniero Macri se encargará liquidar con la misma velocidad que tiene una pistola eléctrica.

Este año se eligen en Argentina Parlamentarios del Mercosur, ¿cómo lo analiza en el actual contexto y plano regional?

Precisamente la integración regional surgió, y es un logro de los presidentes Sarney (Brasil) y Alfonsín, desarticulando las hipótesis de conflicto que había en ese momento y surgió sobre todo como una unión aduanera imperfecta, como una cuestión más económica entre países. De lo que nosotros teníamos que dotar a eso era de una conciencia política, que es lo que hizo Néstor Kirchner con Unasur. Claramente el Mercosur, la Unasur, la Celac y una gran cantidad de organismos regionales como la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el Sistema Económico Latinoamericano (SELA), Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), organismos técnicos que necesitan llegar a ese paraguas político que es la Unasur. De algún modo tenemos los ladrillos y ahora hay que construir la casa común que se llama Sudamérica, que tiene que ser un polo geopolítico importante a nivel mundial.  Creo que aquellos que hacen los embates contra Dilma lógicamente están en contra. La misma disyuntiva se está dando en todos nuestros países y elegir un legislador del Mercosur va a contribuir a transformar lo que fue ese proceso económico en un proyecto político. Por ahí dicen que Cristina puede ser candidata, y me imagino a esta oposición liberal el susto que deben tener de que la presidenta esté compitiendo en el cuarto oscuro.

Se están viviendo situaciones complejas en Brasil pero también en Venezuela y en otros países de la región, ¿hay alguna relación o no?

Como no les va bien en las urnas tratan de encontrar otros elementos para acceder al poder. Por suerte no existe el partido militar aunque sí hubo un golpe de Estado en Venezuela hace ya unos años. Lo que practican para toma del poder es más bien un escandalísmo que no va más de una indignación. Está el tema de la corrupción, el tema de Petrobras, que si  hubo actos delictivos obviamente deben ser sancionados, pero no por eso hay que hablar de privatizar la empresa. Lo que dicen es que al ser público funciona todo mal y entonces vendrán los eficientes y va a funcionar bien y van a ser honestos. Fíjense al igual que el discurso que también dice Macri, de que ni público ni privado, sino eficiente. ¿Qué significa eso? Es un slogan que satisface los sectores medios acomodados. Hay una idea de que lo eficiente es lo privado y que lo corrupto es lo público. Ese eficientismo lo que oculta son las políticas de los años 90 pero no lo pueden decir. ¿Qué van a decir? ¿Qué vamos a volver al endeudamiento sin límite? ¿Qué va a haber un ciclo de plata dulce, recesión y derrumbe? ¿Alguien cree que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSES, que son el reaseguro de las jubilaciones de los argentinos, va a ser mantenido cuando el jefe económico de Macri fue gerente de una AFJP (Francisco Cabrera, Ministro de Desarrollo Económico)?.

En algunos casos como la intención de volver a endeudarse con el exterior o de sacar las restricciones cambiarias, Macri ya fue claro que va a hacer. Pero en otras áreas no queda muy en claro que haría un posible gobierno de la oposición.

No sé. Supongo que en el hipotetiquísimo caso que ganen tendremos de bicisendas y metrobuses. Ahora no sé a dónde se trasladarán los trabajadores, a qué fábricas u oficinas, si piensan hacer un ajuste económico. Los resultados de gestión de la Ciudad (de buenos Aires) son bastante pobres. De hecho me parece que su programa de gobierno es ir a entregarle el manejo de la economía al Fondo Monetario (FMI), volver al endeudamiento, que todo el patrimonio social conquistadas sirva de garantía para todos los préstamos que se piensan tomar, bajar los impuestos que más legitiman… no se ve una propuesta superadora del gobierno nacional. Lo que proponen es el pasado. No sé la verdad, será con muchos artilugios publicitarios, con mucho marketing. Quizás sea una ventaja para nosotros.

¿Qué nos puede contar sobre el acto que se realizó en la Cámara de Diputados sobre la desclasificación de archivos de actividades antisemitas en Argentina?

La Cámara de Diputados  firmó un convenio para el intercambio de información referida a actividades antisemitas en el país. Es un acuerdo que se hace entre la Cámara de Diputados de la Nación y el Museo del Holocausto de Washington para que se acceda a una determinada cantidad de datos y archivos que hacen a la información conjunta en el trabajo de memoria a nivel internacional. Además desde el Ejecutivo se ordenó la desclasificación de archivos de inteligencia por los atentados a la embajada de Israel y a la AMIA.

Nuestro gobierno es el que más abre archivos y desclasifica secretos y que de algún modo es nuestra marca en cuanto a lo que hace a cuestiones políticas justamente porque no queremos que se esconda nada.

También hubo muchos gobiernos entre medio no hicieron mucho para llegar a la verdad.

Si los documentos son muy viejos como este caso o no, lo que esto permite es estudiar ese modus operandi, luego nuestro interés naturalmente es que se haga justicia. Quizás otros tengan otros intereses y desearán aprovechar estos datos en provecho propio. Nosotros claramente estamos embarcados en la política de Memoria, Verdad y Justicia, que es uno de los pilares de la vida democrática.

Antes no estaba la intención de llegar a la justicia sino como aprovecharse del drama o de una circunstancia dolorosa simplemente para construir poder desde un lugar. Además lo que hace nuestra Presidenta con esto es decirle a los demás gobiernos: ¿ustedes van a hacer lo mismo? Nosotros tenemos esa política de verdad, construimos nuestro proyecto sobre la verdad, que por supuesto no es algo que sale por sí mismo, hay que buscarla, no es una iluminación divina, sino que es el resultado de una construcción colectiva. Luego, los demás países o demás gobiernos, ¿pueden también desclasificar archivos, o tienen cosas inconfesables por ahí? Por eso Argentina es pionera y reconocida internacionalmente en lo que es investigaciones y colaboración. Se veió con el caso de la AMIA, donde la Presidenta ha sido precursora y jamás negocio la posibilidad de llegar a la verdad, también ocurre con el asunto de la causa de la embajada de Israel. La desclasificación de archivos es una cuestión que quedó pendiente de la democracia y que nosotros lo estamos llevando adelante. Luego el pueblo sabrá votar contrastes entre las propuestas de unos y de otros.

Usted es actualmente diputado nacional y anteriormente fue senador, embajador, ¡qué le epera en el futuro?

Yo estoy tranquilo. La directora técnica es la que decide los jugadores. Y donde esté seguiremos trabajando para este proyecto. Estaremos allí donde Cristina decida, habiendo rendido cuentas de los principales problemas que ha tenido la Argentina desde el 2003 creando más institucionalidad, más derechos, de una economía que logró ser próspera y soportar todos los embates, y sobre todo frente cada crisis lo importante pasa a ser el empleo. Creo que eso es una realidad de raíz peronista muy explícita. Y ahí, a eso estamos jugando. Como día Perón: “Un realizador y cien mil predicadores”.

Usted ha editado varios libros junto a su padre (Alfredo Eric Calcagno) sobre economía política, ¿tiene proyectado algo nuevo?

Mi padre va a sacar un libro sobre modelos políticos, es un modelo matemático para hacerle un poco la competencia a Paenza, y ha sacado un libro con mi hermano (Alfredo Fernando Calcagno, doctor en Ciencias Económicas de la Universidad de París) en España llamado “El universo neoliberal (Recuento de sus lugares comunes)”, para ayudar un poco a nuestros amigos ibéricos de lo que es el neoliberalismo y cuáles son sus consecuencias, y estamos preparando un libro sobre seguridad social para el cual tomamos una frase de la presidenta quien dijo “no fue magia”, claro, fue voluntad política y después otro libro sobre integración. Asique tenemos un año que además de militancia, bastante editorial, que también es una forma de militar.