La presidenta entregó diplomas a egresados del ISEN

BUENOS AIRES- La presidenta Cristina Fernández tomó el juramento a los egresados de las dos últimas promociones del Instituto de Servicio Exterior de la Nación (ISEN) y los exhortó a poner énfasis en los «intereses económicos y comerciales» del país en su futura tarea.
El acto se realizó en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa de Gobierno, lugar que «no es casual que hayamos elegido», advirtió la jefa del Estado, porque es en esta región donde la Argentina pone desde el 2003 el mayor énfasis en su política exterior.
«No sólo somos comida como algunos nos quisieron hacer creer, somos sobre todas las cosas neuronas e inteligencia», advirtió la jefa del Estado a los nuevos diplomáticos para exhortarlos a abrir los horizontes en el campo económico hacia otros países.
En este marco, los convocó «a la gran tarea colectiva de seguir construyendo cada día un país para todos».
Entre los cincuenta egresados de las promociones 45 y 46 del ISEN, juraron dos mujeres directamente vinculadas con funcionarios: la hija del secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, y la sobrina del secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli. Cristina manifestó esperanzas de que «un mundo nuevo esté alumbrando» por lo que recordó en el discurso que, contrariamente a lo que ocurrió durante los ’90 «cuando se cerraban sedes diplomáticas», la actual administración abrió nuevas embajadas «en especial en América Latina y Africa».