Puerto Deseado: la mujer reconoció a uno de los hombres que la violó

 

Uno de los detenidos fue reconocido por la víctima y luego confesó haber participado de la violación de la mujer y del crimen de su hijo. El otro detenido será sometido este domingo a una rueda de reconocimiento. Los acusados habían sido liberados el viernes. Para el juez se trató de un ataque por odio a las mujeres.

En una conferencia de prensa realizada esta madrugada en la localidad de Puerto Deseado, provincia de Santa Cruz, el juez Oldemar Villa confirmó que un hombre de 24 años y un menor de edad son los autores de la violación de la mujer de María Mercedes, de 44 años, y del crimen de su hijo, de cuatro.

Los acusados son las mismas personas que Villa había liberado el viernes . Los dos viven en Puerto Deseado y para el juez se trató de un ataque por odio a las mujeres.

Uno de los dos detenidos fue reconocido por María Mercedes y luego confesó haber participado de la violación de la mujer y el crimen de su hijo. El otro detenido es un menor de 16 años.

«Se confirma la detención del joven que la policía de Santa Cruz ayer puso a disposición de la justicia», se informó esta madrugada en un comunicado.

En ese marco, se agregó que «nuevas evidencias encontradas por la fuerza y declaraciones de testigos permitieron al juez ordenar la detención».

Para el juez, “evidentemente hay un importante componente de sexismo y de odio hacia el sexo femenino, el robo creo que fue una consecuencia”.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella. En medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien asesinaron a golpes y dejaron abandonado en la misma zona, a pocos metros de donde se hallaba su madre.

La mujer que auxilió a María destacó «la entereza» que tuvo la víctima para «salir a buscar ayuda» y consideró que «a pesar de la desgracia, está contenida» por su familia y los vecinos del lugar, que el viernes se movilizaron para pedir justicia.

«El intendente de Puerto Deseado le dio una mano para poder traer a su esposo a la localidad y que se junte toda la familia y puedan atenderla, y anteayer todo el pueblo se alzó y fuimos a pedir justicia a la comisaría y al juzgado», dijo en diálogo con C5N Cecilia Oyarzo, la mujer que asistió a la víctima tras el hecho.

Agregó: «Ella lo que más quería es que buscáramos a su hijo de cuatro años, porque estos malhechores se lo habían llevado, no le importó nada, lo que más quería es que nosotros nos pusiéramos en acción y buscáramos a su nene».

Los acusados serán sometidos a exámenes de ADN de sangre y piel encontrada en las uñas de la mujer que intentó defenderse del ataque de los dos hombres.

Asimismo se conocieron declaraciones de la hermana del detenido quien reveló que su hermano, Omar Alvarado, intentó asesinar a su hijo en enero en la misma cueva en la que abusó de la mujer el pasado jueves. “Nunca pensé en encubrirlo. Hice lo que tenía que hacer”, aseguró.

“Mi hermano quiso matar a mi hijo en la misma cueva hace aproximadamente un mes y medio”, afirmó Rosalía a FM Desire 101.7. De acuerdo con el relato de la mujer, Alvarado quiso asesinar a golpes de piedra en la cabeza al joven de 21 años.

“Mientras le pegaba le gritaba ‘te maté, te maté’”, aseguró en declaraciones televisivas. De acuerdo con lo que revelaron fuentes del caso, el hombre de 24 años fue demorado por el ataque por orden del juez de Puerto Deseado, Oldemar Villa, acusado del delito de «homicidio en grado de tentativa», pero lo liberaron.

Rosalía indicó que ella volvió a denunciar a su hermano al enterarse de que una mujer había sido violada y su hijo de 4 años, asesinado.

“Cuando fui a hacer la denuncia -de la agresión a su hijo- y a pedir ayuda, no me hicieron caso y me dieron la espalda”, resaltó. Luego señaló que estaba de viaje supo de lo sucedido en Puerto Deseado y que identificó a Alvarado tras ver el identikit en base a lo que declararon los testigos del hecho.

Además contó que cuando volvió a su casa, le preguntó a su cuñada dónde estaban sus perros y ella le contestó que se los había llevado Omar, su hermano. Al regresar una de las mascotas, la mujer notó que el animal estaba ensangrentado.

“Mi corazón dijo que era él”, aseveró en relación al autor del crimen del niño y la violación de su madre.

“Nunca pensé en encubrirlo. Hice lo que tenía que hacer”, expuso la mujer, tras lo cual agregó: “Gracias a mí, esto no quedó impune porque -el niño asesinado- podría haber sido mi nieto”.

La hermana de Omar aseguró que “si se quedaba callada” este caso iba a quedar impune “como todos los casos que pasaron en Puerto Deseado”.

Por último, la mujer dijo que vive con miedo ante distintas amenazas que recibió por parte de vecinos que dicen que quieren lincharla y pedidos para que abandone la ciudad.

DEJA UNA RESPUESTA