Bossio en los sorteos de Procrear: “Es un día histórico”

 

BUENOS AIRES- El Banco Hipotecario destacó que los créditos Procrear otorgados hasta ayer alcanzan a 158.176 familias, lo que superó en 10 veces la cantidad de préstamos hipotecarios otorgada por todo el sistema financiero en 2012.

La entidad bancaria reveló además que la Comisión Nacional de Valores (CNV) aprobó el primer fideicomiso para financiar la construcción de viviendas por 15.500 millones de pesos.

La entidad bancaria, encargada de ejecutar los créditos sorteados, precisó que durante la jornada llevada a cabo en Lotería Nacional se sortearon 110.000 créditos para las líneas de construcción, ampliación, terminación y financiamiento de terreno más construcción de vivienda, como así también 20.000 para la línea de vivienda a estrenar.

Además, se sumaron dos repechajes por un total de 28.175 créditos para quienes no habían sido adjudicados en anteriores sorteos.

Las 130.000 familias beneficiadas  se sumaron a las más de 48.000 que ya están construyendo su casa en todo el país por más de 12.000 millones de pesos.

A su vez, la línea Desarrollos Urbanísticos, destinada a personas que no poseen un terreno propio, contempla la construcción de más de 30.000 viviendas sobre terrenos fiscales.

En consecuencia, las viviendas en construcción con el programa Procrear rondan las 78.000 viviendas.

Según el banco, «para dimensionar el impacto de los más de 158.000 créditos que fueron sorteados hoy, cabe destacar» que:

-Representa 10 veces la cantidad de créditos hipotecarios originados por el sistema financiero en 2012 (unos 15.000).

-Equivale a la cantidad de viviendas de la Ciudad de Tucumán y de toda la Provincia de Formosa.

-Supera la cantidad de créditos entregados por el Plan Eva Perón en la década del 50’, que resultaron 120.000, uno de los mayores de la historia argentina.

Asimismo, el Hipotecario reveló que ayer la Comisión Nacional de Valores aprobó el primer tramo del Fideicomiso Procrear –el mayor de la Argentina- por un monto de hasta $15.500 millones.

El monto total previsto para este título, cuyo objetivo es financiar la construcción de viviendas y desarrollos urbanísticos en el marco de Procrear, asciende hasta $43.785 millones.

El plazo será de 14 años y las tasas de interés crecientes hasta 17,5%.

Por su parte el director ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio, dijo que ayer fue   un día «histórico» porque el sorteo de 130 mil créditos hipotecarios del programa de vivienda PRO.CRE.AR, representa 13 millones de metros cuadrados de construcción, «lo mismo que se construye en la Argentina por todo concepto en un año».

Bossio precisó que ya son 48 mil las familias que están construyendo su vivienda a través de PRO.CRE.AR, y detalló que 5.500 familias ya las terminaron y comenzaron a pagar la primera cuota del préstamo.

«Hay uno sólo en mora, de 60 días. Es probable que se regularice. Esto demuestra que el plan es una inversión segura, rentable y que genera trabajo», afirmó.

El programa PRO.CRE.AR es fondeado por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES, y administrado por el Banco Hipotecario, que opera de fiduciario.

«Hay crédito hipotecario para construir vivienda», reflexionó Bossio, y agregó que «el programa ha madurado y ha entendido que tiene que sacar nuevas líneas de crédito para profundizar esta historia».

«Por eso hemos lanzado la línea para comprar terreno y poder construir la vivienda. Uno de los escollos era que la familia quería tener su terreno para construir pero no lo encontraba. Entonces lanzamos esta línea que tiene 111 mil familias que se han inscripto», detalló.

Comentó que en los grandes centros urbanos no hay tierras. «Por ejemplo en la ciudad de Buenos Aires, no es tan fácil ir, dar una vuelta y encontrar un terreno. En este sentido hemos lanzado una linea de crédito para adquirir vivienda a estrenar y viviendas que están en construcción», indicó.

Bossio señaló que las 130 mil viviendas a construirse con los sorteos de ayer , «son el equivalente de todas las viviendas que hay en la provincia de Formosa o en la provincia de San Luis. Significan 13 millones de metros cuadrados de construcción, lo mismo que se construye en la Argentina por todo concepto en un año», dijo.

Reflexionó que «el crédito hipotecario en términos culturales significa dos cosas: la oportunidad de pagar tu vivienda con tu trabajo, a 20, 30 años, cosa que hace años no existía y ahora vuelve a recrearse; y segundo la cantidad de trabajo que genera».

En ese sentido, indicó que «atrás de una vivienda está el plomero, el gasista, el albañil, el zinguero, el que hace el techo y ni hablar del uso de los materiales de la construcción», expresó.

Recordó que años atrás «los créditos en el Banco Hipotecario se asignaban a dedo. Hasta los directores del banco tenían un cupo y asignaban préstamos. Ahora no, todo es por sorteo, para que sea transparente, equitativo y todos tengan las mismas oportunidades».

«Hoy las cuotas de los créditos son equivalentes a un alquiler. No es inaccesible», afirmó Bossio, y agregó que «la construcción de vivienda implica trabajo».

Sobre la escasez del crédito hipotecario en la banca privada, dijo que ese sector se excusa diciendo que no tiene ahorros a largo plazo, argumento que rebatió al decir que «en todos los países del mundo la banca tiene descalces y los ha cubierto con diferentes instrumentos financieros. Eso lo deberá crear aquí la banca privada».

En cuanto a los desarrollos urbanísticos iniciados dentro del plan, dijo que «en ocho provincias, donde se emplazan, van mucho más avanzados de lo que creíamos. Algunas casas están terminadas y en otros 40 desarrollos se comenzó a mover el suelo, abrir las calles, a hacer los trabajos de agrimensuras para hacer las viviendas. Yo creo que en los próximos seis meses vamos a hacer sorteos para esos desarrollos urbanísticos», estimó.-