Cristina: «Con la soberanía y la dignidad de este país no se va a quedar nadie”,

    BUENOS AIRES- La Presidenta de la Nación encabezó el acto de presentación del Plan Estratégico Nacional del Seguro 2020 y modificaciones a la normativa vigente para que parte del mercado de capitales se destine a actividades productivas y de infraestructura. “Venimos a darle un nuevo marco institucional al mercado de capitales para que sea más transparente, más simplificado”, aseveró Cristina Fernández. “La regulación siempre existe: cuando no regula el Estado, regula el mercado”, enfatizó.
    La presidenta Cristina Fernández presentó esta tarde en el Museo del Bicentenario de Casa de Gobierno el Plan Estratégico Nacional del Seguro 2020. La Jefa de Estado explicó que se trata de “nuevas políticas públicas activas en el marco de lo que denominamos contracíclico: es a contramano de lo que está pasando en el mundo, donde las políticas son de ajuste”.
    Para marcar el contexto en que se dan estas medidas, la Jefa de Estado señaló que “el crecimiento en América Latina y el Caribe se ha desacelerado por las políticas contractivas en los países centrales”, según lo ha afirmado el propio Fondo Monetario Internacional. Pero aseguró que las recetas que sigue recomendando el organismo pasan por “mantener bajo control la política de consumo interno y de crédito”.
    Sin embargo, la mandataria indicó que “la UE duplicó su base monetaria; EEUU triplicó su base monetaria, y el Reino Unido cuadruplicó su base monetaria”. “Por eso no creemos en lo que nos dicen, porque hacen otra cosa. Es como en el viejo dicho: haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”, enfatizó.
    Requisitos para las aseguradoras
    A continuación Cristina Fernández anunció que con las nuevas medidas se trata de “dar una vuelta de página al destino de los fondos muy importantes que han tenido las aseguradoras”. Recordó que “las aseguradoras estaban quebradas, se cerraron 120 en el 2001”.
    La Presidenta explicó que mediante las modificaciones propuestas se va “a pasar de inversiones cortas de carácter financiero, a inversiones productivas más largas”. Puntualizó que los fondos que deban destinar a esa materia, variarán de acuerdo a la extensión de los seguros: para los seguros de corto plazo serán de entre el 5% y el 10%; para los de riesgo mediano, entre 10 y 20%; y para los que tienen un mayor plazo, entre el 12% y el 30%.
    Afirmó que por este medio se espera que se destinen “más de 7 mil millones de pesos de aquí a mayo de 2013 para inversiones productivas y de infraestructura”, que representa el 0,29% del PBI. “Significa una inyección de fondos no a los bancos, sino a la actividad productiva”, subrayó.
    La Jefa de Estado sostuvo que la medida va en consonancia “con la resolución del Banco Central, que exige que los bancos tienen que prestar a proyectos productivos parte de su capital”. Indicó que hasta el momento ya han otorgado el 47% de la cartera pautada en ese tipo de proyectos y agregó que espera que se otorgará el resto de aquí a fin de año.
    “Tenemos un sistema financiero solvente y sólido”, aseguró la mandataria y resaltó que “el año pasado Argentina tuvo el record de inversión de toda la serie, el 24% de su PBI”.
    Jubilaciones y reservas del Banco Central
    Cristina Fernández afirmó que “la recuperación de los fondos de los trabajadores fue un pilar fundamental del mercado de capitales, a lo que ahora le queremos agregar las aseguradoras”. “Hoy tenemos al 95% de la población argentina en condiciones de jubilarse protegida con un sistema previsional”, remarcó.
    La Presidenta afirmó que “otra de las medidas que fue criticada, el famoso FONDEA, que es destinar parte de nuestras reserva” al pago de la deuda. “Llevamos pagados en materia de deuda con las reservas 23.961 millones de dólares desde 2010”, afirmó.
    “Fíjense ustedes lo que nos hubieran costado si hubiéramos ido al mercado de capitales para pagar esa deuda. Esto es lo que nos pedían el club de endeudadores, porque si nos endeudábamos afuera teníamos que pagar 10 o 12% de interés”, sostuvo.
    Regulación del mercado
    La Jefa de Estado indicó que en su visita a Estados Unidos, consultó cual era la tasa de inflación y le contestaron que era del 2%. Pero resaltó que “para el índice de precios al consumidor no se contemplan ni la energía ni los alimentos”. “Así a cualquiera le da 2%. Estas cosas deberían serles contadas a todos los argentinos por los economistas que a diario fatigan radios y televisión”, recalcó.
    La mandataria sostuvo que otra gran reforma es la que se está aplicando en la Comisión Nacional de Valores , que es la que debe controlar el valor de las acciones que cotizan en Bolsa. Sentenció que “la regulación siempre existe: cuando no regula el Estado, regula el mercado”.
    “Hoy con este nuevo proyecto de ley, que viene a superar la norma que data de la etapa de la dictadura, venimos a darle un nuevo marco institucional al mercado de capitales para que sea más transparente, más simplificado”, aseveró Cristina Fernández.
    Evolución del mercado de cambios
    La Presidenta informó que esta semana ya van “por 84.751 millones de dólares que han egresado del mercado de cambio” e indicó que el 61% “son para pagar importaciones”. Además, puntualizó que “11 mil millones son dólares que hemos dado a privados para pagar sus deudas,; en pasajes de turismo llevamos pagados con casi 6 mil millones de dólares”.
    “Yo como Presidenta siento que muchas veces le venden buzones a los argentinos, con todo lo que nos ha pasado a los argentinos tienen derecho a no creer, a querer que no nos estafen”, aseguró.
    El papel de las calificadoras de riesgo y la soberanía nacional
    La Jefa de Estado sostuvo que “el tema de las calificadoras de riesgo” se trata de un “gran verso internacional, gran estafa internacional”. Sostuvo que dichas entidades “califican de acuerdo a sus propios intereses y a los clientes que mejor le pagan. Si no que me expliquen donde estaban cuando pasaba lo que pasaba en España, en Grecia, en Estados Unidos”.
    Remarcó la necesidad de “establecer un claro contralor, no para que digan lo que queremos los argentinos, sino para que digan la verdad”, y recordó que “algunos defendían a fondos buitres” como los que violaron “todas las leyes a nivel internacional” para embargar la Fragata Libertad.
    “Mientras yo sea Presidenta, se podrán quedar con la fragata, pero con la libertad, la soberanía de la dignidad de este país, no se va a quedar nadie”, subrayó la mandataria. Y consideró que “hay que comenzar a tomar responsabilidad, no solamente por los que votamos, sino también por los que votan”.
    Cristina Fernández sostuvo que las medidas tomadas hoy se agregan “a todas las que seguiremos tomando con heterodoxia, con audacia, con lo que hay que tener para tomar decisiones y bancarse lo que hay que bancarse por defender el derecho de los argentinos”.
    “Yo me siento responsable de los 40 millones de argentinos, de los que me quieren y de los que no me quieren”, aseguró la Presidenta. Y agregó que en cada medida tomada, no se piensa en color partidario: “Jamás hemos pensado si esto le iba a llegar a un peronista, a un radical, a un socialista, a un ateo, a un judío, o a un cristiano, pensábamos que iba a ser para todos y cada uno de los argentinos, y para ellos vamos a seguir trabajando”, concluyó.
    La presidenta Cristina Fernández estuvo acompañada por el jefe de gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, el superintendente de Seguros de la Nación, Juan Bontempo, y el titular de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli.