Apareció sin vida el cuerpo de Franco Martínez a quien buscaban hace más de un mes

Un joven que estaba desaparecido desde hace un mes en el partido bonaerense de Lomas de Zamora fue hallado ahorcado en la Reserva Ecológica porteña, que se encuentra cerrada al público, y se investiga un posible suicidio, mientras que su familia afirmó que no cree en esa versión y que «no se buscó» al muchacho tras su denuncia, informaron  fuentes judiciales y policiales.

Las fuentes señalaron que el joven encontrado el jueves pasado a la tarde en la reserva era Franco Martínez, de 21 años, quien había sido visto por última vez el 23 de julio cuando salió de su casa en la localidad de Villa Albertina, en Lomas de Zamora, y cuya desaparición fue denunciada dos días después.

Según las fuentes, el jueves se recibió una denuncia anónima al 911 y al concurrir a la reserva ubicada en Costanera Sur, los Bomberos de la Ciudad encontraron el cuerpo de un joven que colgaba de un árbol, a unos 500 metros del camino a los Plumeros.

De acuerdo a los voceros, el cadáver tenía una soga colgada atada al cuello y la otra punta al árbol, en avanzado estado de descomposición.

El cuerpo fue enviado a la Morgue Judicial porteña para su identificación y su posterior autopsia.

Además, indicaron que se procedió al secuestro de un teléfono celular que fue hallado entre su vestimenta para lograr determinar sus últimos pasos desde su desaparición, agregan los voceros.

Esta madrugada, la hermana del joven desaparecido, Lisset, concurrió a la morgue y reconoció el cadáver, que tenía la misma ropa con la que se había ido de su casa.

En tanto, fuentes policiales informaron hoy que el Cuerpo Médico Forense determinó, luego de practicar la necropsia, que Martínez llevaba fallecido unos 27 días y que la causa de su muerte fue por “asfixia por comprensión cervical”.

En la causa por el hallazgo del cadáver de Martínez, calificada legalmente como “averiguación de muerte por causales de dudosa criminalidad”, interviene la Fiscalía Criminal y Correccional 11, a cargo de Daniel Alejandro Togni.

Posteriormente, la hermana y otros familiares denunciaron que tanto la Policía bonaerense como la fiscalía 16 de Lomas de Zamora no buscaron al joven.

«Franco descansa en paz. Ese falso escenario disfrazado de suicidio no me lo creo. Vamos a buscar la verdad. Todo turbio desde el día 1», escribió Lisset en sus redes sociales.

La familia se había movilizado en Lomas de Zamora y difundió pancartas para hallar al joven y denunció «falta de agilidad y actividad» de la policía bonaerense y la fiscalía que tomó su denuncia.

Los hermanos de la joven también difundieron por las redes sociales un texto en el que aseguran que el joven «el día de su desaparición había cargado su SUBE para hacer un viaje ida y vuelta de Lomas de Zamora a CABA y había pedido otro permiso de circulación para visitar en Almirante Brown a su hermana Lisett. Esto acredita que no tenía intención de cometer suicidio».

Además, afirmaron que «nunca había estado en la Reserva Ecológica» y apuntaron que ese predio se encuentra «inaccesible al público por las restricciones por la pandemia» de coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA