Abogado de la familia dijo que la desaparición forzada es una hipótesis «compleja» pero «clara»

Luciano Peretto, uno de los abogados de la madre de Facundo Astudillo Castro, dijo  que aguarda la autopsia para identificar los restos encontrados en la localidad de General Daniel Cerri «en el marco de una hipótesis tan compleja y difícil» como la de la desaparición forzada, y aseguró que el testimonio de un trabajador portuario que vio movimientos en la zona del hallazgo «viene a engrosar y a robustecer» esa línea investigativa.

En diálogo con el canal de noticias TN, el letrado comentó esta mañana que la autopsia que realizará este martes el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) será asistida por Virginia Creimer, la médica forense integrante de la querella, quien «va a tener encomendados dos aspectos muy importantes para nosotros y sobre todo para Cristina (Castro, la madre de Facundo)».

«El primero tiene que ver con la identificación cadavérica, la comparación genética que nos permita confirmar o descartar que esos restos correspondan a Facundo; y el segundo tiene que ver con la posibilidad de tener información sobre cómo, cuándo y dónde puede haber muerto esa persona», detalló el letrado.

En ese sentido, señaló que obtener los resultados de esos análisis y la identificación de los restos «es muy importante en el marco de una hipótesis tan compleja y difícil» como la de desaparición forzada, la cual, según él, es «muy clara en el marco de la investigación».

Por otra parte, Peretto se refirió al testigo que dijo haber visto «movimientos extraños» en el cangrejal donde fueron hallados los restos óseos el pasado 11 de agosto, y contó que el hombre «se acercó a la querella y ofreció su testimonio», por lo que ya solicitaron a la jueza federal de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, que lo cite a declarar.

«Aporta un testimonio objetivizado, no sólo dice qué es lo que vio el martes 11 por la noche, sino además los mensajes de texto y audios que mandó esa noche a familiares, sorprendido por los movimientos que veía», dijo.

En su relato, según Peretto, el testigo «hace referencia a un lugar totalmente desolado, en invierno, de noche y en cuarentena, a movimientos de luces en un lugar donde específicamente cuatro días después aparece un cuerpo presumiblemente del caso más importante de la provincia de Buenos Aires».

«Esto nos resultó sumamente llamativo y viene a engrosar y a robustecer la hipótesis de la desaparición forzada, porque ese cuerpo para nosotros ha sido plantado para tratar de favorecer la otra hipótesis que se viene sosteniendo, sobre que Facundo haya tenido un accidente o un suceso confuso en su derrotero hacia Bahía Blanca», agregó.

En ese sentido, el abogado indicó también que la perito Creimer «ha manifestado que le llama la atención la situación del hueso blanco», lo que «sucede cuando es sometido a algún proceso de ácido o de cal», por lo que el cadáver «podría haber sido sometido a algún otro proceso químico anterior a ser depositado en ese lugar».

«Sobre todo por lo improbable que resulta el hecho de pensar que alguien en su sano juicio y de manera voluntaria haya optado caminar por ese lugar, de monte bajo y espinoso, y lo que no es monte es un terreno totalmente irregular, donde uno se queda parado diez segundos y se empieza a hundir», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA