Señalizaron el «Sheraton», un centro clandestino que funcionó en La Matanza

LA MATANZA- (Infojus Noticias, por Sol Vazquez)  La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación (SDH) señalizó  la sede policial donde funcionó el centro clandestino de detención conocido como «Sheraton» durante el terrorismo de Estado, en la esquina de Quintana y Tapalqué, Lomas del Mirador, partido bonaerense de La Matanza. Por ese centro clandestino de detención, torturas y exterminio pasaron el sociólogo Roberto Carri, la docente Ana Caruso, el cineasta Pablo Szir y el escritor y guionista de historietas Héctor Germán Oesterheld, entre otros detenidos-desaparecidos.

La señalización fue organizada por la SDH, a través de la Dirección Nacional de Sitios de Memoria, junto a las secretarías de derechos humanos bonaerense y de La Matanza en la ex subcomisaría de Villa Insuperable, actual Distrital Noreste II, informaron fuentes del organismo nacional a la agencia Télam. Del acto participaron también sobrevivientes, familiares de detenidos-desaparecidos, organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas y sociales, junto a funcionarios nacionales, provinciales y municipales.

En el marco del plan genocida de la última dictadura cívico-militar, en la ex subcomisaría de Villa Insuperable estuvieron secuestrados y fueron torturados hombres y mujeres perseguidos por su militancia política, social y sindical.

Los propios represores llamaban “Sheraton” a ese lugar, al que llegaban detenidos-desaparecidos provenientes de otros centros clandestinos, entre ellos “El Vesubio”, que eran luego derivados a otros sitios de reclusión ilegal o cárceles, o eran asesinados o desaparecidos.

Algunas de las víctimas que pasaron por esta ex subcomisaría eran llevadas periódicamente al Grupo de Artillería Mecanizada 1 “Brigadier General Iriarte”, en la localidad de Ciudadela, partido bonaerense de Tres de Febrero, para realizar trabajo esclavo relacionado con su formación política e intelectual.  En este grupo se encontraban Roberto Carri, Ana Caruso, Pablo Szir y Héctor Germán Oesterheld, entre otros detenidos-desaparecidos.

A juicio oral

En 2013, el Juzgado Federal N° 3 imputó a cinco represores militares (uno de los cuales falleció) y dos policías bonaerenses por delitos de lesa humanidad cometidos en el “Sheraton” contra 17 víctimas, causa que se encuentra en proceso de elevación a juicio oral.

«La señalización de los ex centros clandestinos de detención y otros sitios de memoria del terrorismo de Estado hace visible el impacto del plan sistemático de exterminio ejecutado por la última dictadura cívico-militar en todo el país», señaló una información de prensa de la SDH. También «expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos crímenes, impulsar el juzgamiento de sus responsables y aportar al reconocimiento y la reparación a las víctimas», añadió.