Insaurralde: “Queremos que todos trabajen por la igualdad y la inclusión”

 

MALVINAS ARGENTINAS-  El candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria bonaerense, Martín Insaurralde, afirmó que la decisión del Gobierno nacional es que todas las áreas «trabajen por la igualdad y la inclusión», al inaugurar un Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) junto al ministro de Justicia, Julio Alak, en Malvinas Argentinas.

«Para el Estado nacional y popular que estamos construyendo desde 2003, el acceso a la justicia es mucho más que llegar a los tribunales, porque representa hacer efectiva la justicia social», aseguró Alak, en un acto en el que estuvieron además el secretario de Justicia, Julián Álvarez, y los diputados nacionales Juliana Di Tullio, Andrés Larroque, Eduardo de Pedro y Edgardo Depetri.

El CAJ número 53 abierto hoy en el partido de Malvinas Argentinas es parte de una amplia red instrumentada desde 2010 y en la que, además de asesoría jurídica, mediación y asistencia psicosocial, se asesora a inmigrantes, se dan turnos para tramitar DNI, la Asignación Universal por Hijo, pensiones no contributivas y jubilaciones, Televisión Digital Abierta y la SUBE, entre otros.

«La decisión estratégica e ideológica de que todas las áreas del Gobierno trabajen por la igualdad y la inclusión nos permitió a nosotros cambiar el concepto tradicional de Justicia, que antes estaba sólo relacionada con el acceso a los tribunales y ahora representa mucho más», dijo el intendente de Lomas de Zamora.

Junto a Rodolfo Tailhade, titular de la Inspección General de Justicia (IGJ) y primer candidato a concejal de Malvinas Argentinas, Insaurralde enfatizó que Justicia representa «para este modelo el ejercicio de los derechos y la ciudadanía, es decir, el acceso a la justicia social».

Del acto también participó la directora nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia, Florencia Carignano, área que depende de la Secretaría de Justicia, y le garantiza a miles de vecinos de los barrios humildes el acceso a la justicia real y efectivo, a partir de la eliminación de las diversas barreras que restringen el ejercicio pleno de sus derechos.

«Cristina revivió derechos constitucionales que estaban muertos», afirmó el ministro Alak, quien agregó: «El derecho a la ciudadanía es el que ayudamos a garantizar a través de estos centros, que están donde lo necesitan quienes todavía no han sido incluidos».