Implementan medidas tras la inundación en Azul

Aviso publicitario
banner provincia

LA PLATA- El ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía, informó que todavía hay 700 mil hectáreas comprometidas con las inundaciones en las localidades de Carlos Casares, Azul, 9 de Julio y Bolívar.
En es marco, advirtió que el Ejecutivo podría ordenar expropiaciones de campos para “abrir canales aliviadores”.
»El Poder Ejecutivo va a tener que hacer pequeñas expropiaciones si el productor no entiende que tenemos que tomar unas 8 hectáreas para hacer un canal aliviador, por ejemplo en la zona de Casares”, dijo el funcionario
»Tenemos problemas en Casares, Azul, 9 de Julio y Bolívar, donde tenemos mayor concentración de agua”, explicó el ex titular de la cartera de Economía.
»En este caso la condición climática podemos enfrentarla con alguna obra pública que tenemos programada y otra que aún no podemos enfrentar”, concluyó.
Por su parte el ministro de Desarrollo Social, Martín Ferré, anunció que se potenciará la labor del Consejo Provincial de Emergencias para mejorar la capacidad de respuesta ante las necesidades que se presenten por daños que provocan los fenómenos meteorológicos.
“Por extensión geográfica, particularidades físicas y características socioeconómicas, la provincia puede sufrir diferentes eventos naturales que requieren de nuestra intervención y en lo que va del año ya se han registrado temporales, vientos intensos y las recientes inundaciones en Azul que afectaron a cientos de familias”, explicó.
Ferré anunció que “se potenciará el organismo y sus mecanismos internos para seguir mejorando la capacidad de respuesta”.
Subrayó además la necesidad de “coordinar las capacidades de cada área y complementarnos, para lograr un equilibrio que lleve orden y estrategia de intervención material y técnica, tanto en la emergencia como en la etapa de estabilización”.
De la reunión que se realizó en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, participaron el secretario de Espacio Público, Eduardo Aparicio; el secretario ejecutivo del CPE, Luciano Timerman, y los consejeros representantes de todos los organismos gubernamentales provinciales.
Además del balance de las tareas realizadas ante el desborde del arroyo Azul y las inundaciones rurales sufridas en la zona de Carlos Casares, se dispuso actualizar los planes de intervención que tiene la provincia ante emergencias y ajustarlos a los estándares internacionales.-