Cristina prepara un recambio generacional en el Partido Justicialista

Cristina Fernández de Kirchner

La presidenta, busca un recambio generacional, principalmente en el PJ y su decisión genera resistencia en los sectores más tradicionales del partido.

La presidenta comunicó a sus colaboradores más allegados, su deseo de darle más participación a los jóvenes K, dio pautas concretas en el armado de listas en el interior  y envía ministros a dar apoyo explícito a los candidatos de La Cámpora.

En la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo más ortodoxo y la mayoría de los intendentes se muestran reticentes ante el avance de la agrupación juvenil, el plan de renovación que plantea el gobierno nacional sostiene firme la idea de  incorporar figuras referentes del «cristinismo» en la confección de listas seccionales y limitar así los poderes locales.

Por su parte José Ottavis, partícipe de la mesa chica de La cámpora y jefe de la JP bonaerense afirmó que «El peronismo será kirchnerista o no será»,

Según los movimientos y las decisiones que se vienen tomando en distintas provincias, puede observarse que la postura de la presidenta ya es un hecho. En el cierre de listas en Mendoza, Cristina rearmó la lista y exigió que los dos primeros lugares para las diputaciones provinciales fueran para Lucas Ilardo y Marina Femenía, de La Cámpora; en Tierra del Fuego, el candidato a vicegobernador, Martín Pérez, tuvo el aval final de la Casa Rosada y en la Capital, uno de los nombres del FPV es  Mauro Riano.

Por su parte el Intendente Luís Acuña, se mostró tajante y declaró en el diario La Nación que: «La Cámpora no tiene referentes, no tiene desarrollo. Si quieren espacios, tendrán que demostrar qué pueden dar. Pero no pueden desconocer que el intendente es el que manda».