Tras el temporal el Gobierno controlará precios para evitar abusos

    LA PLATA – Inspectores de la Agencia de Recaudación Bonaerense (ARBA) y del Ministerio de Producción fiscalizarán negocios de diferentes rubros para impedir excesos en los precios que pudiesen perjudicar a quienes sufrieron los efectos de las recientes inundaciones en la capital provincial.

    Las fiscalizaciones, que fueron decididas por el gobernador Daniel Scioli, comenzarán a realizarse mañana en la ciudad de La Plata, y luego se extenderán a los distritos Berisso y Ensenada.

    El titular de Arba, Martín Di Bella, explicó que «los agentes del Ministerio de la Producción se centrarán en el control de precios, mientras que nuestros inspectores efectuarán una minuciosa fiscalización de la operatoria tributaria».

    Destacó que «esta labor articulada de la Provincia busca proteger a los consumidores, en especial a los damnificados por el desastre de las inundaciones, ante ciertos excesos detectados en el nivel de precios de algunos bienes y servicios que tuvieron mucha demanda de la gente».

    En tanto, el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología, Cristian Breitenstein, aseguró que se tratan de acciones destinadas a «proteger los intereses de los ciudadanos y defenderlos de prácticas abusivas», y recordó la línea gratuita de Defensa al Consumidor 0800 – 222 – 9042 para que los damnificados por la inundación «denuncien todas las situaciones desmedidas de quienes se aprovechan del padecimiento de muchos».

    Los controles estarán orientados a locales de venta de autopartes y repuestos, talleres mecánicos y lavaderos dedicados al rubro automotor.

    También se realizarán acciones específicas en establecimientos que se dedican a la reparación de electrodomésticos y otros bienes que resultaron dañados por la inundación.

    Además, dentro de los rubros a fiscalizar, se incluyen comercios que venden productos de primera necesidad, materiales para la construcción, electrodomésticos y muebles, entre otras mercaderías.