Presentan informe de violencia de género en el Congreso y reclaman medidas mientras Macri recorta el presupuesto

BUENOS AIRES– La Casa del Encuentro presentó el informe anual de 2016. Las cifras de mujeres muertas no disminuyeron a pesar de las marchas contra la violencia y los reclamos para que existan políticas públicas eficientes. En Argentina, una mujer continúa siendo asesinada cada 30 horas.

El informe está  basado en datos publicados por las agencias informativas Télam y DyN y 120 diarios de distribución nacional y provincial. El informe de Investigación de Femicidios en Argentina abarca el periodo desde el 1º de enero al 31 de diciembre de 2016. Al igual que en años anteriores, la Casa del Encuentro informó que en primedio, en nuestro país, se produce un femicidio cada 30 horas; cifra que no ha disminuído a pesar de las campañas públicas contra la violencia de género y las movilizaciones masivas.

El informe fue presentado durante una conferencia en el Congreso Nacional, donde se espera la sanción de dos leyes que protejan a los 1.859 menores que quedaron huérfanos por este delito identificados en los 9 años de estadísticas de la ONG.

En 2016 mataron a 290 mujeres. 401 hijos quedaron sin madre. Hubo 37 femicidios vinculados (hombres y niños/as)

De acuerdo a los datos arrojados por el informe, las víctimas no confían en que se las va a proteger, no confían en la justicia y no hacen la denuncia; por eso, según nuestro informe 2016, de las 290 mujeres asesinadas, sólo 28 la habían hecho», dijo a  Ada Rico, presidenta de la organización social que realiza los informes de femicidios desde 2008.

La informe de La Casa del Encuentro sale a la luz a pocos días de que el gobierno de Mauricio Macri decidiera recortar el presupuesto asignado a programas destinados a prevenir la violencia de género y a asistir a las víctimas. Así lo denunciaron varias organizaciones civiles quienes presentaron un recurso de amparo ante la Justicia para que se declare la inconstitucionalidad de la medida adoptada por el jefe de Gabinete de ministros de la Nación, Marcos Peña. Si bien Macri aseguró días atrás que el presupuesto destinado a programas para combatir la violencia de género no había sufrido recortes, la Directora Ejecutiva de Amnistía Internaciona, Mariela Belski aseguró: «No hubo corrección sobre la baja de presupuesto para la lucha contra la violencia de género. No está en el Boletín Oficial».

A pesar de esto  Mauricio Macri aseguró hoy, en una conferencia de prensa en el marco de una visita oficial a España, que la lucha contra la violencia de género está «en el centro de la agenda» del Gobierno e instó a «no» hacerse «los distraídos» frente a esta problemática.

En presencia del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, Macri aseguró que la violencia machista «está en el centro de la agenda tanto de nuestro gobierno» como «de la sociedad» que «se ha planteado el tema con mucha seriedad como nunca antes».

«Lo más importante es que cada vez estemos más involucrados y nunca más nos hagamos los distraídos con este tema, que ahora lo hemos puesto sobre la mesa y estamos dispuestos a resolverlo”, explicó Macri, quien paradójicamente decidió recortar 67 millones de pesos del presupuesto para 2017, destinado a la lucha contra la violencia machista.

El Presidente, quién hace un tiempo había declarado que “a todas las mujeres les gusta que les digan que tienen lindo culo”, en referencia al acoso callejero,  enfatizó que el Gobierno ha «previsto con la sociedad acciones concretas, que tienen que ver con la educación, la prevención y la asistencia a las víctimas y creemos que eso va a ir dando cada vez mejores resultados».

Más datos sobre femicidios

Las estadísticas identificaron también 37 femicidios vinculados de hombres y niños que intentaron salvar a la mujer o fueron asesinados para «castigar» a la víctima, además de reportar que quedaron sin mamá 401 personas, de las cuales 242 menores de 18 años.

Un dato que cambió en estos nueve años de informes es que la principal modalidad usada para matar fue apuñalar a las mujeres, cuando ese triste listado siempre lo encabezaba la utilización de armas de fuego. «Es un dato más, lo que importa es que estos hombres mataron», resaltó la titular de la organización.

Otra cifra que crece es la de abusos sexuales a las mujeres asesinadas, ya que el año pasado fueron 31, frente a los 27 de 2015 y los 21 de 2014, según el informe, que como en los últimos años relevó que los esposos y novios son los principales victimarios, con un registro de 102 casos, y que 85 ex parejas asesinaron a las mujeres.

En 2016 fueron víctimas dos niñas menores de un año, 9 de entre 2 y 12 años y 27 de entre 13 y 18, pero las mujeres de entre 19 y 50 años siguen siendo las que encabezan el trágico listado, donde también se identificaron 13 adultas mayores.

La casa sigue siendo el lugar más inseguro para ellas, lo que ratifica la cifra de 157 femicidios entre las cuatro paredes, mientras el asesino más joven tiene 13 años y el de mayor edad, 90, y son 11 los femicidas menores de 18 años, de acuerdo al reporte, que identificó a 10 embarazadas entre las víctimas fatales.

Otros aportes del estudio son que dos eran mujeres indígenas, 9 eran personas trans y que 49 femicidas se suicidaron luego de asesinar, un número «que se mantiene a lo largo de estos años», explicó Rico.

Las estadísticas que aporta desde hace casi una década la ONG «sirven para sustentar nuestros pedidos de protección a las víctimas, sus familias y sus hijas e hijos», resaltó la titular de La Casa del Encuentro.

Entre los reclamos realizados está el efectivo cumplimiento del Plan Nacional contra la violencia de género con el presupuesto asignado por el Congreso, la elaboración de estadísticas oficiales, la sanción de una ley para que no ejerzan cargos públicos los violentos, el patrocinio jurídico gratuito a las víctimas, la creación de un fuero judicial especializado, un subsidio económico estatal para las sobrevivientes de maltratos, licencias laborales para las víctimas y capacitación sobre el tema en todos los estamentos estatales.

 

DEJA UNA RESPUESTA