Tragedia de Once: Familiares de las víctimas participan de un festival en Plaza de Mayo

    CAPITAL FEDERAL – Familiares de las víctimas de la tragedia de Once y sobrevivientes del accidente ocurrido hace un año, participan de un encuentro en Plaza de Mayo en pedido de justicia «sin banderas políticas».

    Una multitud de amigos y familiares con remeras blancas y negras que llevaban impresos los rostros de los muertos en el accidente ferroviario se ocupaban de distintas tareas alrededor del escenario montado delante de la Pirámide de Mayo, mientras recibían constantes muestras de afecto de quienes acompañaron la manifestación. «Queremos que este acto siga con el espíritu de memoria para las víctimas y de un franco pedido de justicia sin banderas políticas, tal como ocurrió esta mañana en la estación y este mediodía en la catedral», dijo a Télam Paolo Menghini, padre de Lucas, el joven al que hallaron muerto dos días después del choque, en una cabina del tercer vagón.

    Durante, la jornada que comenzó hace apenas unas horas reparten carteles con la leyenda «JU5+1CIA para las víctimas de la tragedia de Once».

    En la pantalla montada detrás del escenario pueden verse los rostros de las víctimas y la de los miles de ciudadanos que participaron de la campaña «500.000 caras por justicia», que los familiares llevaron a cabo durante todo el año con el apoyo entre otros de Red Solidaria.

    Juan Carr, titular de Red Solidaria, destacó «la reacción de distintos espacios sociales y políticos que abrazan con sinceridad a las familias en su reclamo de justicia» y lamentó que «algunos quieran obtener réditos personales».

    «Tengo fe en la madurez del pueblo que puede distinguir entre reclamo de justicia y oportunismo político de pocos», agregó el dirigente social.

    El acto central comenzó a las 19.45 con la proyección de un audiovisual que recordó cada una de los actos en reclamo de justicia que las familias llevaron adelante en los últimos doce años.

    Luego tomó la palabra el premio Nóbel Adolfo Pérez Esquivel que señaló que «sabemos que las vidas que se perdieron no van a volver, pero tenemos que trabajar para que esto no ocurra nunca más».

    Más tarde, familiares de las víctimas subieron al escenario para leer poemas y cartas que escribieron para cada uno de sus seres queridos.

    Promediando el acto los familiares leyeron un duro comunicado en el que reconocen la acción judicial pero subrayaron las responsabilidades políticas de funcionarios y empresarios.