Presentan el nuevo número de la  revista El Ojo Mocho

BUENOS AIRES- El nuevo número de esta célebre revista argentina de ensayos políticos, sociales y culturales, fue presentado en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, lugar donde nació, por los intelectuales Perla Sneh, Eduardo Rinesi, Javier Trímboli y Horacio González.

La revista, realizada por Alejandro Boverio, Darío Capelli y Matías Rodeiro, presenta diversos ensayos como «Ni Dios, ni pan, ni trabajo. Una vuelta por el canon del arte nacional», de Daniel Santoro; «Sobre el deseo de ver con vida a los muertos: ¿quién demanda?», de Horacio González, «¿Qué hacemos los penalistas?», de Eugenio Raúl Zaffaroni y «Apunte sobre legalidad/legitimidad», de Noé Jitrik.

En la presentación de la revista, realizada en el Aula Kosteki y Santillán de la Facultad, el filósofo Eduardo Rinesi sostuvo que se trata de «una publicación extraordinaria, interesante de punta a punta, desde la editorial hasta el último artículo de Cecilia Abdo Férez, ‘Los derechos y las cosas en el kirchnerismo tardío'».

«En la revista hay una discusión sobre la vida política del presente, donde se plantea la necesidad de pensar con qué conceptos, categorías, revisiones y nuevas literaturas, internacionales o no, analizamos este momento que protagonizamos», apuntó Rinesi.

Y señaló que «se puede pensar en el cuento de Borges, ‘Pierre Menard, autor del Quijote’, donde dos frases exactamente iguales, escritas en dos momentos distintos, tienen significados completamente opuestos. Este Ojo Mocho, del 2014, tiene el mismo tipo de diagramación, puro texto, que tenía cuando la hacíamos en los 90».

«Pero -continuó- en los 90 la hicimos así porque éramos conservadores y la diseñamos como se hacía algunas décadas atrás; ahora esto es un objeto vanguardista extraordinario, hay un decisión, es casi una provocación editar así hoy en día», bromeó el filósofo.

Después, Rinesi analizó el título de la editorial, «Figuras de la sucesión y de la soberanía»; «evidentemente la palabra sucesión toca la coyuntura política argentina y nos invita a pensar cuándo saldrá el próximo Ojo Mocho, si antes o después de la sucesión en la que pensamos cuando leemos el título de la editorial».

«Pero la editorial se cuida mucho de ser inmediatamente coyunturalista o de plantear la idea de sucesión solamente en el sentido aludido; la sucesión es aquí un figura del tiempo, un tema fundamental de esta revista», aclaró.

Y profundizó: «Esta idea de sucesión, que mucho tiene que ver con la transición, se usó para pensar, en nuestra época, los fenómenos de la vida política: la transición de un mundo feudal a un mundo capitalista, de un mundo rural a uno urbano, de un mundo folk a un mundo industrial, y de la ausencia de una cultura democrática a una nueva idea de democracia».

«La idea de libertad aparece en esta publicación, pero no se trata de la libertad de los individuos, de la que pensamos necesariamente en los años 80, cuando discutíamos el liberalismo nacionalista y buscábamos una sociedad civil crítica», expresó el autor de «Buenos Aires Salvaje».

Y recordó que «tardamos mucho en entender que el Estado formaba parte de los problemas que había que discutir y que hoy estamos discutiendo bajo los auspicios de este tiempo tan novedoso que nos invita a pensar que el Estado no necesariamente tiene que estar del lado de las cosas malas de la vida y de la historia, porque acaso sea la condición misma para tener más libertad».