Robaban camiones simulando operativos policiales: Tres detenidos

LA MATANZA-  Una banda de piratas del asfalto que simulaba operativos policiales en rutas para detener camiones y luego sustraer su mercadería, fue desbaratada en las últimas horas luego de varios allanamientos realizados en La Matanza y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los procedimientos estuvieron a cargo de efectivos de la Coordinación Departamental de Investigaciones de San Nicolás, con la colaboración de los grupos Halcón y GAD, quienes secuestraron una gran cantidad de armas -entre ellos una pistola ametralladora-, uniformes y balizas similares a los policiales, e inhibidores satelitales.

Según las pesquisas, que incluyeron intervenciones telefónicas y seguimientos encubiertos, los integrantes de la organización simulaban ser policías y armaban falsos operativos de control en diferentes rutas para lograr que se detuvieran los choferes de los vehículos de carga.

La investigación que permitió desmantelar al grupo delictivo comenzó en abril pasado tras un hecho ocurrido a la altura del kilómetro 160 de la ruta nacional N° 9 a la altura de San Pedro.

Tras las diligencias y meses de arduas tareas, los efectivos determinaron la ubicación de las viviendas donde se escondían los tres sujetos detenidos, ubicadas en González Catán, Laferrere, Virrey del Pino y Capital Federal.

Durante los allanamientos en los inmuebles secuestraron una ametralladora PA3, tres escopetas, una 12/70 y dos 16; una pistola 9 milímetros con la numeración limada, tres revolver 32, uno de ellos con pedido de secuestro; y la réplica de artefacto explosivo, que se determinó su condición de tal una vez analizada por personal de la Brigada de Explosivos.

Asimismo, hallaron prendas de vestir similares a la de las Policías de la Provincia y Federal, dos inhibidores satelitales, una gran cantidad de municiones de diferentes tamaños, una camioneta Ford EcoSport, esposas, dinero en efectivo y teléfonos celulares.

Interviene en la causa la UFI N° 10 de San Nicolás, a cargo de Sandra Bicetti.

DEJA UNA RESPUESTA