Plaini abogó por un movimiento obrero unido

BUENOS AIRES- El sindicalista y diputado nacional Omar Plaini sostuvo  que la dirigencia gremial está “en deuda con la sociedad argentina» y planteó la necesidad de que la unidad de las centrales sindicales se concrete antes de la elección del nuevo presidente, al considerar que “eso hablaría bien de nosotros”.

«Aspiro a que esa unidad se dé antes de que sea electo el nuevo presidente o presidenta de los argentinos, porque eso hablaría bien de nosotros”, manifestó.

En una entrevista realizada en FM Nacional Rock, el también secretario de prensa de la CGT-Azopardo, aseguró que en ese punto “estamos en deuda con la sociedad argentina».

«Soy de los que aspira que el movimiento obrero esté unido, pero esa unidad tiene que tener en claro para qué y porqué se va a hacer”, destacó.

Acerca de su voto a favor de la Ley de Abastecimiento aprobada la semana pasada en el Congreso, Plaini dijo que “tiene que ver con una coherencia y un compromiso ideológico».

«La ley de abastecimiento data de 1974, es de Perón. En todos estos años hemos visto la voracidad del capitalismo, la actitud de los empresarios que cuando les conviene son industrialistas, estatistas o juegan a la timba del dólar», señaló.

Al insistir sobre los fundamentos de su voto afirmativo para las leyes de defensa del consumidor, el diputado manifestó que “tiene que ver con la historia y, por supuesto, voté con las convicciones que tengo porque vengo del peronismo”.

“Además, porque no estoy de acuerdo con que cada diez años haya que empezar todo de nuevo en el país”, precisó.

Por último, el dirigente gremial recordó que “esos mismos empresarios que le pedían al Parlamento que la ley de abastecimiento afectaba sus intereses son los que no tenían ningún empacho en desregular nuestras condiciones laborales”.

«Cómo no iba a votar la ley», enfatizó.