En la mesa de Mirtha, Frigerio aseguró estar molesto con la afirmación de que “es un Gobierno para ricos»

El ministro del Interior aseguró que es “un eslogan de la oposición” decir que las políticas del Gobierno están orientadas a los que más tienen. Ratificó que el principal objetivo es la pobreza cero

El ministro del Interior Rogelio Frigerio defendió la gestión del Gobierno a nivel social y desmintió que sus políticas estén orientadas a los que más tienen: «Nuestro principal objetivo es disminuir la pobreza. Cada vez que nos juntamos con el Presidente para definir las políticas públicas la primer mirada es para los que menos tienen».

Y apuntó contra los que los critican por esto: «Me molesta que digan que es un gobierno para ricos. Es un eslogan de la oposición. Dentro de cuatro años, cuando terminemos la gestión, si no pudimos concretar este objetivo de reducir la pobreza, es porque fracasamos».

Al respecto, hizo hincapié en lo que dejó el kirchnerismo: «Lo que se recibió es de una magnitud y una complejidad tan grande que en pocos meses no se puede resolver».

«Vamos a empezar a cumplir con nuestro objetivo cuando se consolide, por ejemplo, esta baja de la inflación que ya estamos viendo», sentenció el ministro de Interior y Obras Públicas en el programa Almorzando con Mirtha Legrand.

Sobre la expectativa de crecimiento, Frigerio añadió: «Necesitamos inversiones, que los argentinos inviertan sus ahorros. Y necesitamos recuperar la confianza en nosotros mismos, la confianza del mundo en la Argentina y la confianza de la gente en quienes la gobiernan, después de tantos años de mentiras».

Asimismo, defendió la política energética y aseguró que el aumento de tarifas era necesario: «Fueron más de diez años donde los precios de la economía en general subieron más del mil por ciento, sobre todo en la Capital Federal en el caso para los porteños, y en la zona metropolitana las tarifas de los servicios públicos estuvieron prácticamente congeladas y eso es una mentira».

«El Presidente tiene la obligación de decirle la verdad a la gente y si seguíamos con esa mentira nos iba a pasar lo de Venezuela , que nos quedábamos sin energía y sin energía no hay vida, no hay proyecto de desarrollo», advirtió.

El ministro también se refirió a la situación de Juan José Gómez Centurión, desplazado como titular de la Dirección General de Aduanas por un presunto hecho de corrupción: «Hay un cambio de cultura en la política. Lejos de acusar a la Justicia se permite al funcionario que dé un paso al costado. El Presidente fue muy claro con nosotros el primer día de gobierno. Veníamos del Congreso a la Casa Rosada y vino emocionado de ese trayecto. Y nos juntó y con mucho emoción nos dijo ‘a toda esta gente no le podemos fallar, voy a hacer implacable con la corrupción’. Ojalá rápidamente la Justicia se expida».

 

DEJA UNA RESPUESTA