Esta grave la niña de tres años presuntamente golpeada por su madre y su padrastro en Berisso

LA PLATA- La niña de tres años que fue golpeada y abusada presuntamente por su madre y su padrastro, en la ciudad de Berisso, continúa internada en estado grave en el hospital de Niños de La Plata, informó el Ministerio de Salud bonaerense.

La mujer, de 21 años y su pareja, Sergio Algañaraz, quedaron detenidos y la fiscal Virginia Bravo los indagará por «lesiones graves calificadas por el vínculo y presunto abuso sexual” .

La cartera sanitaria indicó en un comunicado que la nena “permanece internada en terapia intensiva, con asistencia respiratoria mecánica, en estado crítico y con pronóstico reservado”.

La pequeña, de nombre Mía, ingresó a la guardia del hospital Larraín de Berisso acompañada por su madre y su padrastro, quienes manifestaron que “se había caído”, pero por la gravedad de su estado, que le ocasionó un paro cadiorespiratorio, la derivaron al hospital de Niños de La Plata.

“Los directivos de ambos establecimientos realizaron la denuncia al detectar múltiples signos de violencia física y sexual”, precisa el parte de la cartera sanitaria.

Por radiografías y ecografías los médicos que la atendieron concluyeron que los múltiples hematomas que presenta “pertenecen a diferentes períodos evolutivos”.

“Si bien los tiene en todo el cuerpo predominan en cara, dorso, brazos, pelvis y ambas caras laterales del fémur proximal”, detalló Reinaldo Reimondi, director ejecutivo del Hospital de Niños de La Plata.

El médico agregó que “a la palpación de cráneo se evidencia un cefalohematoma en el parietal derecho y parieto-oxipital izquierdo, también presenta abdomen distendido, lesiones genitales, fractura de cúbito y radio de lado izquierdo y fractura ya consolidada en el brazo derecho”.

La abuela materna de Mía, que se identificó con el nombre de Roxana, dijo esta tarde a la prensa que había hecho denuncias por los maltratos sufridos por su nieta. «Pero nadie me escuchó”, aseveró.

La mujer precisó que presentó la denuncia ante el juez de Familia, Hugo Rondina “acompañada de fotos de la nena golpeada” y afirmó que desde ese lugar “no hicieron nada; mi abogada me pedía más pruebas y yo le dije ‘ el cajón te voy a traer’. Y ahora mire dónde estamos”, lamentó.

“Los vecinos escuchaban que la encerraban en el baño y la golpeaban” detalló y dijo que ante sus denuncias su hija contraatacó denunciándola a ella y logró una orden de restricción que le impedía mantener contacto con su nieta.

«Me destruyeron a la nena, esto no puede quedar así, quiero que venga el juez Rondina acá, que vea lo que le pasó a mi princesa”, reclamó la abuela.

Además de los hematomas, fracturas y golpes de variada data, la nena tiene lesiones compatibles con abuso sexual, detalló una fuente policial.

Ambos detenidos fueron acusados del delito de “lesiones graves calificadas por el vínculo y presunto abuso sexual”.

El asistente social Luis Basualdo, encargado de los trámites ante la justicia de Familia, dijo que tomó contacto con el caso cuando “la abuela y el padre» de Mía le pidieron «que intervenga para recuperar a la nena, que había sido entregada a su madre”.