Un hospital de La Plata armó un protocolo para que ningún paciente con COVID-19 muera solo

El Hospital Rossi armó un protocolo para que ningún paciente con COVID-19 muera solo. Los especialistas del centro de salud tomaron una particular decisión para que ninguna persona contagiada de coronavirus muera en soledad, dado que quienes ingresan con cuadros de contagio no pueden ser visitados por sus familiares, amigos y seres queridos en general.

«La muerte por COVID-19 es muy solitaria y eso impacta en el paciente y en el proceso de duelo de la familia», remarcó la directora del centro de salud, Cecilia Jaschek, en diálogo con Télam y destacó que «tampoco hay velorio que es un ritual cultural, que es parte de la sanación del duelo».

En ese sentido, remarcó que los pacientes que presentan un cuadro grave de la enfermedad están internados en terapia intensiva y completamente aislados, solo el personal médico entra para controlar síntomas con los elementos de protección necesarios para evitar el contagio.

Estas personas tampoco reciben las visitas de sus familiares, ya que éstos cumplen con el aislamiento correspondiente en sus hogares. En ese contexto, muchos de quienes fallecen a causa del virus lo hacen en soledad.

Ante esta dura realidad, Jaschek y su equipo impulsaron el nuevo protocolo para que los infectados con coronavirus puedan pasar sus últimos minutos acompañado, por lo que se estableció que una persona ingrese para poder estar con el paciente cuando su estado es crítico e irreversible.

«En los minutos finales de esa vida, un acompañante entrenado se cambia, se viste con el equipo de protección personal e ingresa a la terapia para que no se dé en soledad esa partida», detalló.

Aunque no se puede tener contacto estrecho, en el momento «se puede hablar y la palabra viene a llenar de afecto al paciente en el final de su vida», concluyó la especialista sobre la conmovedora medida.

 

DEJA UNA RESPUESTA