Asesinan a un gestor de cinco balazos en Morón

MORÓN-  Un gestor de 48 años fue asesinado de cinco balazos delante de uno de sus hijos cuando llegaba a su casa del partido bonaerense de Morón y se investiga si se trató de un crimen por problemas personales, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió el sábado por la noche, frente a una vivienda situada en avenida Eva Perón al 1800, a unas cuatro cuadras de la Base Aérea de dicho partido de la zona oeste del Gran Buenos Aires, donde residía la víctima, identificada por la Policía como Alejandro Liaño (48).

Fuentes policiales informaron  que el gestor llegó a su casa a bordo de un Volkswagen Bora de su propiedad y junto a uno de sus tres hijos cuando a unos 25 metros de distancia, sobre la avenida, se detuvo imprevistamente un Volkswagen Fox.

De acuerdo a los voceros, de este vehículo descendió un hombre que corrió hasta el auto de Liaño, abrió la puerta del conductor y efectuó varios disparos contra la víctima, tras lo cual volvió a abordar el Fox, en el que lo aguardaba al menos un cómplice, y huyó del lugar.

Según las fuentes, tras recibir los disparos, el gestor quedó muerto sobre el asiento de su auto, mientras que su hijo resultó ileso ya que se agachó cuando comenzaron los tiros.

En tanto, vecinos del barrio alertaron del hecho a la Policía, por lo que efectivos de la Jefatura Departamental Morón se trasladaron hasta la escena del crimen.

Los peritos policiales hallaron a Liaño muerto dentro de su auto y entre sus piernas una pistola calibre .40 que la víctima no alcanzó a disparar para defenderse, dijeron los informantes.

Las fuentes señalaron que en el lugar si se hallaron varias vainas servidas de 9 milímetros.

Según reveló luego la autopsia, Liaño recibió cinco balazos, de los cuales, uno impactó en el pecho, tres en el brazo derecho y el restante en el hombro izquierdo, detallaron los voceros.

Por otro lado, los pesquisas analizaban esta tarde las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona en busca de pistas sobre los autores del crimen.

Y si bien los investigadores por el momento no descartan ninguna hipótesis, creen que pudo haberse tratado de un crimen por problemas personales.

En ese sentido, una de las líneas investigativas apuntó inicialmente a una cuestión sentimental en el marco de la relación sentimental que la víctima, que estaba separada de la madre de sus hijos, mantenía con una joven de 19 años que vive en la zona.

Un vocero judicial explicó  que esa chica ya declaró como testigo la misma noche del crimen y que, en base a los datos que aportó, la pista sentimental perdió fuerza, aunque no fue descartada.

«No sabemos si fue un caso por una situación de pareja. Ella (por la joven mencionada) vivía en una villa de emergencia», dijo Daniel Liaño, un hermano de la víctima que indicó que «está descartado el tema del robo porque (el gestor) tenía plata encima».

Y agregó: «Yo no sabía bien qué tipo de gestoría hacía porque hace unos años vivo en Catamarca y no hablábamos mucho del tema. Los amigos eran como sus hermanos y no creen que se trate de un ajuste de cuentas por asuntos laborales».

El homicidio del gestor es investigado por el fiscal Javier Ghessi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Morón.